¿CON QUIÉN ANDAS?

«Dime con quien andas y te diré quien eres.»

Este es un decir muy común que mucha gente lo utiliza cuando habla dando consejos a alguna persona en particular. A veces lo utilizan cuando están refiriéndose al comportamiento de alguna persona en particular. Posiblemente, sabemos de este dicho, porque fue martillado muchas veces por nuestros padres o hermanos, y otros amigos o familiares cercanos. Dependiendo de nuestra edad, ese dicho puede ser reconocido o no. La verdad es que, es un dicho muy sabio, y vale la pena aprenderlo y aplicarlo a la vida. No hay ninguno que no tenga la influencia de una o varias personas. Siempre nos hacemos rodear de amigos, y sus influencias nos mueven a hacer cosas que de otra manera no haríamos.

Caminar o andar con personas sabias, nos harán sabios. De igual manera, andar con personas obstinadas, mediocres, holgazanes, o simplemente negativos o pesimistas; nos dará ciertas influencias en nuestro diario vivir que repetirá las consecuencias no deseadas. Claro, lo mejor es que nosotros siendo positivos y altruistas, contagiemos a aquellos a quienes hemos decidido tener como amigos. Lamentablemente a veces no es así, y espero que no sea muy tarde para reconocerlo. Hay otros dichos parecidos a éste, uno de ellos dice: «El que se junta con lobos a aullar aprende.» Este dicho también refleja el mismo efecto de la influencia que toman ciertos personajes en nuestra vida.

Uno de los proverbios de Salomón escritos en la Biblia dice: «El que anda con sabios, sabio será; Mas el que se junta con necios será quebrantado.» Proverbios 13:20.*

La razón de cualquier consejo con este dicho y apoyado por lo que dijo el gran sabio Salomón, tiene como fin un mejor futuro y mejorar nuestra selección de amistades. Después de todo, es para nuestro bien. — ¡Anda! — Toma el consejo, aprende de los errores de otros, y te irá mejor. — ¿Tiénes a una persona muy cercana a ti que necesita este consejo? — Aprende el dicho, y compártelo. Después te lo agradecerán.

Quien eres hoy, puede cambiar si andas con las personas equivocadas. Quien eres hoy, puede influir a los que andan contigo. Por esa razón, se sabio y vive para beneficiar a otros con tu andar. La mejor carta de presentación de lo que somos y los efectos de un mejor comportamiento, se lo debemos en parte a nuestras amistades.

*Los versos bíblicos corresponden á la versión Reina Valera.

Si desea compartir y copiar todo ó una parte de estos escritos, por favor de crédito al autor de ellos con el nombre: http://www.ovidiobarrios.wordpress.com

A %d blogueros les gusta esto: