Rendición y Bendición

Rendición y Bendición

En primer lugar, tengo que aclarar, que para mí; la bendición tiene que ser algo espiritual, y no material. Creo firmemente que el creador de la bendición espiritual es Dios. No confundamos la bendición con la buena suerte, o la buena energía; que después de todo, eso es un juego de palabras sin fundamento en lo que se refiere a bendición. Hay muchos charlatanes que juegan con la mente de muchos que ignoran que la fuente verdadera de la vida espiritual es Dios.

La Biblia dice en Proverbios 10:22: «La bendición de Jehová es la que enriquece, Y no añade tristeza con ella.»

Dicho ésto, reitero lo siguiente: La bendición proviene de Dios. Ahora, la pregunta es: ¿Dios bendice a todos? – Sí, puesto que hay cosas que Dios hace para toda la humanidad, en donde da la oportunidad a todos para que veamos sus obras, sus maravillas, su creación; y sobre todo, el sostén de la vida humana. Sin embargo, hay bendición al someter o rendir nuestra vida hacia él. ¿Cómo se logra ésto? – La respuesta está en la Biblia, y solamente sucede si creemos en aquel que envió para salvar a la humanidad. Eso es rendición a su voluntad, y no a la nuestra. No es asunto de anteponer nuestras creencias y tradiciones que recibimos de nuestros padres. Es un asunto de comprobar personalmente lo que Dios dispuso como su voluntad soberana en favor de toda la humanidad.

La Biblia dice, en 1 Timoteo 2:5: «Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre.»

Por lo tanto, no hay mas que hacer, sino creer en el único intermediario entre nosotros y Dios.

Ríndete, entrégate, cree; y recibirás la bendición plena de Dios en la salvación, como un regalo de Dios por medio de Jesucristo.