7- SIENDO BUENOS VAMOS A SALVARNOS

20130417-214449.jpgPorque si, cuando éramos enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, cuánto más, ya reconciliados, seremos salvos por su vida.” -Romanos 5:10.

Cuanto quisiéramos decirle a la gente que tienen razón, y que sus pensamientos nobles y sus obras benéficas, les van a permitir un lugar cerca de Dios. A veces nos mostramos un tanto más misericordiosos que Dios por buscarle el bienestar al prójimo. En esas condiciones, pensamos que Dios no puede pasar por alto el buen comportamiento, y las buenas obras que hacen las personas con sus semejantes. Nos parece absurdo un Evangelio radical y tajante con las personas que también tienen derecho a la gloria eterna. Un Dios celoso, no lo puede concebir nuestra mente natural. En ocasiones pensamos que hay algo que no encaja en la Biblia. Dios no puede ser tan duro; simplemente, no puede serlo.

Lamento traer esta noticia, pero es necesario encarar la realidad. Lo primero que debemos saber, es que en la historia de la Biblia; la serpiente de bronce levantada por Moisés fue el motivo de la sanidad de los que la VEÍAN y CREÍAN en la palabra de Moisés. Los que no creían, no miraban a la serpiente y morían. Dios les Dios la opción de creer y ver para salvarse del veneno mortal de las serpiente del desierto. Por lo tanto su decisión determinaba la vida o la muerte (Juan 3: 14-15). Todos aprendemos Juan 3:16 de memoria, y nos parece un Evangelio abierto, que muestra una realidad fundamental de Dios. Sin embargo, ese versículo está en medio de esa verdad del desierto y se nos olvida que el mensaje sigue. Lea lo que dice después: “Porque Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. El que cree en él no es condenado; pero el que no cree YA HA SIDO CONDENADO, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.” -Juan 3:17-18. Las letras mayúsculas son mías, para mostrarles con énfasis la parte del designio de Dios en el Evangelio.

La Biblia nos presenta a un Dios que castiga la maldad, que está airado contra los que practican el pecado, que es celoso, y juez de los hombres. Algunos textos son: “Jehová es lento para la ira y grande en misericordia. Él perdona la iniquidad y la rebelión, pero de ninguna manera dará por inocente al culpable. Castiga la maldad de los padres sobre los hijos, sobre la tercera y sobre la cuarta generación.” Números 14:18. — “Porque Jehovah tu Dios es fuego consumidor, un Dios celoso.” Deuteronomio 29:24. “Porque nuestro Dios es fuego consumidor.” -Hebreos 12:29. — Dios es puro y santo, por esa razón aborrece el pecado. Si alguien tiene esta pregunta: — ¿Donde está el amor de Dios para sus criaturas? — La Biblia tiene la respuesta en el siguiente versículo: “Pero Dios demuestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.” -Romanos 5:8.

Es una mentira que el hombre se pueda salvar por su propia cuenta. Para comenzar, está muerto en delitos y pecados, y no puede resucitar por sí mismo. Esta hundido en el pozo de la maldad, y no puede salir por sus propias fuerzas. Esta atado y encadenado como esclavo, y no puede conseguir su libertad de ninguna manera. Aparte de esto es ciego, leproso, débil, y no conoce la verdad; por lo consiguiente, está perdido y sin esperanzas de salvación. El ser humano solo alcanza salvación cuando cree y pone sus ojos en el Autor y Redentor de una eterna salvación, Jesús ÉL SALVADOR.

*Los versos bíblicos corresponden á la versión Reina Valera.

Si desea compartir y copiar todo ó una parte de estos escritos, por favor de crédito al autor de ellos con el nombre: http://www.ovidiobarrios.wordpress.com

Publicado por ovidiobarrios

Me considero dichoso de tener una familia integrada, principios cristianos; y sobre todo, de tener mis metas y mis sueños enfocados en lo que creo. Esta vida es para aprender a vivirla con entusiasmo y energía. Sobre todo, considerando a aquel que nos sostiene con aliento de vida desde que nacemos, hasta que demos el último suspiro. Dios es el creador de todo. Es el autor de la vida y de todas las cosas que nuestros ojos pueden ver. Dios no es la naturaleza. Dios es el creador de la naturaleza. El es invisible, sabio, omnipotente y misericordioso. Su gracia se muestra en el amor por medio de Jesucristo, el Señor. Su vida entregada en la cruz, es la muestra mas grande de amor para toda la humanidad. Sencillamente, "el don inefable de Dios."

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: