LOS DÍAS DE JUVENTUD 

  
Deseo tomar esta plataforma para hablar acerca de la oportunidad de vida en los días de juventud. Casi todos están interesados en vivir, y vivir la mejor cantidad de años que puedan. Si se trata de vivir bien, todos lo deseamos. Si se trata de vivir saludables, muchos hacen lo que les sea posible y lo que esté a su alcance para lograrlo. Nadie se quiere quedar atrás, sin tener la oportunidad de vivir bien, y vivir a plenitud. Sin embargo, con el paso de los años, se va reaccionando; y se descuidan o se aprovechan las oportunidades que Dios da, para bien o para mal. Tanto los padres, como los que cumplen años, deben tomar en cuenta este sabio verso de la Biblia: 

Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud: antes que vengan los días malos, y lleguen los años de los cuales digas: “No tengo en ellos contentamiento;…” Eclesiastés 12:1. 

¿Porqué siempre se tiene que mencionar a Dios? —¿Qué tiene que ver Dios en la vida humana, con o a través de los años? —Es aquí donde está lo más importante de mis pensamientos alrededor de un ambiente de vida, alegría y festividad por el nacimiento de un ser humano, un cumpleaños, una boda, un aniversario matrimonial, un ascenso a una nueva posición laboral, y mucho más. Es decir, cada etapa de la vida en desarrollo físico, social y económico, es asunto de celebrarlo con agradecimiento a Dios, porque por él es que hay nuevas oportunidades de crecimiento. No pretendo promover los cumpleaños, porque asumo que ésta, es parte de la cultura latinoamericana; y lo quiera o no, los cumpleaños se seguirán celebrando. Lo que pretendo, es inculcar un propósito de celebración, donde se tome en cuenta a Dios quien da la oportunidad de vida y celebración de la juventud. 

El cumpleaños número 15 de una jovencita, no es la excepción de celebración; puesto que da a todos los que la conocen, la oportunidad de verla crecer, sonreír y ser feliz. Muchos mantienen la tradición de celebrar a sus hijas en ese número de años. Algunos lo hacen con una festividad grande o pequeña, con muchos o pocos gastos. Muchos celebran con todo lo que se pueda, y creo que muchos se toman muy en serio el arribo a esa edad. Muchos creen que es una oportunidad única en la vida, donde vale la pena valorar todos los esfuerzos y logros que la quinceañera ha tenido. Claro está, que vale la pena celebrar cada año de vida con gratitud a Dios. Si alguien quiere celebrarlo en grande, es asunto muy particular, en donde vale la pena usar el sentido común y la humildad. 

Respecto a los 15 años de juventud, estos son mis consejos: 

Primero. Si los padres consideran una oportunidad para el testimonio de vida y celebración, un cumpleaños puede celebrarse. Sin los padres, sobre protegiendo y cuidando a la quinceañera, ella no podría llegar a celebrar el día de sus años de juventud. Los padres son los primeros en sentirse orgullosos de su trabajo y esfuerzo, por sacar a su niña adelante. Si quieren los padres celebrarlo en sociedad, es su decisión. Creo que solo los padres pueden tomar sus decisiones, y tomar en consideración sus esfuerzos económicos, y los consejos previos a la festejada. La bendición de Dios sobre la festejada debe ser una prioridad, más que cualquier otra meta de celebración. 

Segundo. La joven quinceañera tiene la oportunidad de desarrollo intelectual, en donde debe seguir esforzándose, para llegar a ser la persona que habrá de cumplir sus sueños e ilusiones. Tener deseos de superación en el futuro es normal en todo joven a su respectiva edad de juventud. Miren como sonríen los jóvenes; es más, están en una nueva y muy grande oportunidad que Dios les brinda. Haga que los suyos puedan disfrutar estos momentos de juventud con o sin celebración pública. Creo que ningún padre de familia pasaría por alto gran bendición de ver a sus hijos crecer. Haga que los suyos se sientan amados, apreciados y muy respetados por cada uno de los que les rodean. Si no es posible una fiesta en grande, haga sus planes para festejar en privado y con la familia más cercana. Los 15 años ofrecen una nueva oportunidad de Dios en sus hijos, para reflexionar y evaluar la vida. 

Palabras para los padres de una joven Quinceañera. 

1- Padres, su esfuerzo y perseverancia en los cuidados para su hija, no terminan en los quince años. Más bien, después de los quince, tienen un reto de mayor protección y dirección en la vida de la joven. Una joven a sus 15 años está pasando a un nuevo nivel de vida, donde se volverá más sensible a la sociedad que la rodea, y donde serán más fuertes y sutiles los atractivos que el mundo y la cultura moderna le presenten. Vivimos en una sociedad cambiante e insegura de los valores morales; y cada vez, se alejan de Dios y de sus mandamientos. Esta es la razón por las cuales, los padres necesitan darles el fundamento de estabilidad y firmeza en el hogar. 

2- Como protectores de autoridad sobre los hijos, los padres necesitan estar alertas. Es el ambiente que los padres le proporcionen a los hijos, lo que será el elemento más importante que influenciará el carácter, la personalidad, y la seguridad en ellos. Para llegar a ser las personas adecuadas, y abrirse camino en medio de una sociedad injusta, desproporcionada en sus valores y alejada de Dios; los padres representan una plataforma de impulso firme y fuerte a la juventud. Solamente los padres pueden ayudar a que sus jóvenes encuentren dirección y propósito en sus nuevos años de oportunidad, para vivir bajo el control y el temor de Dios. 

Palabras para la joven Quinceañera 

1- Quinceañera, tienes una larga vida por delante. Si miras a tu alrededor, verás que están las personas que te aman, te cuidan y te respetan. No dudes jamás, que tus familiares y amigos más cercanos, son un regalo de Dios. Me refiero a tu cumpleaños, la fiesta en tu honor, los invitados presenciales, y tu preciosa y esforzada familia. Aprecia lo que tienes ya, y da gracias a Dios por lo que vendrá después. Si algo más llegaras a necesitar, no vaciles en pedirle a Dios, que él responderá a todas tus necesidades. La juventud pasa; pero, los valores que alcances en esos bellos años, serán fundamentales para tu futuro. 

2- Quinceañera, siempre vas a tener personas a tu alrededor que serán mayores que tú, en todo. También los adultos que conoces fueron una vez jóvenes. Tus padres siempre podrían ser los más cercanos, tus hermanos, y lo buenos, pero los buenos amigos que escojas. Se humilde y considérate afortunada de tener a todos ellos cerca de ti. Escucha sus consejos, toma en cuenta sus palabras, y obedece a Dios a través de ellos. Para que te vaya bien y seas de larga vida sobre la tierra, toma en cuenta tu obediencia a Dios, y a tus padres. Considera que Dios es quien te da aliento, salud, y bienestar, para que vivas bendecida por todo lo que él te ha a dado. Entrégate a Dios de corazón, y él enderezará tus caminos. 

Palabras finales 

Gracias a Dios por la vida de los jóvenes, y por la vida de los padres que hacen un gran esfuerzo para que muchos sean testigos de las bendiciones de Dios sobre sus hijos, y especialmente sobre aquellos que llegan a cumplir sus años de vida juvenil. Solo Dios es quien añade bendición y la continuidad de la vida sobre los hijos. Padres, en el cumpleaños de sus hijos, que la presencia de Dios esté en cada celebración. Padres, que en los cumpleaños de sus hijos, ustedes puedan disfrutar al máximo los años de su juventud, como han disfrutado sus años de infancia. Padres, recuerden que Dios les da nuevas oportunidades para que lo honren; y de seguro, que Dios honrará a sus hijos, como a ustedes también. Padres, que Dios guarde la vida de sus hijos en la palma de su mano, y que él esté con cada uno de ellos, todos los días que vivan. 

Publicado por ovidiobarrios

Me considero dichoso de tener una familia integrada, principios cristianos; y sobre todo, de tener mis metas y mis sueños enfocados en lo que creo. Esta vida es para aprender a vivirla con entusiasmo y energía. Sobre todo, considerando a aquel que nos sostiene con aliento de vida desde que nacemos, hasta que demos el último suspiro. Dios es el creador de todo. Es el autor de la vida y de todas las cosas que nuestros ojos pueden ver. Dios no es la naturaleza. Dios es el creador de la naturaleza. El es invisible, sabio, omnipotente y misericordioso. Su gracia se muestra en el amor por medio de Jesucristo, el Señor. Su vida entregada en la cruz, es la muestra mas grande de amor para toda la humanidad. Sencillamente, "el don inefable de Dios."

Un comentario en “LOS DÍAS DE JUVENTUD 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: