LA MENTE 

  10  PODEROSAS VERDADES SOBRE LA MENTE, LOS PENSAMIENTOS Y EL CORAZÓN – Es increíble el potencial que tenemos a través de la mente. La mente es una parte intrínseca del ser humano que tiene una relación física y espiritual. La mente es más que una masa encefálica que ocupa un espacio en el cráneo. La mente es un archivo con espacios por llenar, y con información que puedes aislar y adaptar para tu propio beneficio. La mente está conectada a todo el cuerpo, llevando y trayendo la información que necesita para una actividad incesante. Aún cuando la persona duerme, la mente está conectada a los archivos de la conciencia. La mente es una capacidad espiritual que no puede estar neutral en cuanto a las acciones del cuerpo. La mente es un arma poderosa que puedes poner al servicio del bien o del mal. En estos momentos que escribo, han fluido en mi cabeza muchos pensamientos; y sin ser sicólogo por profesión, estoy consciente de lo que soy, y de lo que escribo. 

Tus pensamientos fluyen de acuerdo á la capacidad de información que le hayas dado á tu cerebro. Tú puedes limpiar y actualizar la información de tu mente, haciendo los ejercicios necesarios dentro del contexto de lo bueno y lo malo que quieras introducirle. Los hombres estudian hasta quedar exhaustos, analizando el comportamiento del ser humano en sus acciones. Los hombres llegan á hacer estudios muy detallados, para saber el origen de ciertos síntomas y acciones del que hacer del hombre. Sin embargo, los mismos estudiosos llegan a comportamientos degradados y fuera de control, porque ellos no han visto su propia necesidad de cambio en su conciencia. 

En el manual de Dios, hay muchas instrucciones para dirigir la mente á las capacidades correctas de vida y salud espiritual. A veces, son pensamientos los que nos separan de la bendición y la maldición, La paz y la ansiedad, y el gozo y la tristeza. Aquí les presento diez poderosas porciones de la Biblia que hablan sobre la mente, sus pensamientos y el corazón. 

1- “Amarás pues al Señor tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y de toda tu mente, y de todas tus fuerzas; este es el principal mandamiento.” -Marcos 12:30. 

Jesús lo dijo, porque es un mandamiento, y el principal de ellos en la Biblia. La única manera de ser felices, es conectando nuestra integridad humana hacia Dios. La felicidad humana está en la relación con Dios en el espíritu, el alma, la mente, y la energía, amando á Dios para obedecerle haciendo su voluntad. Jeremías lo dijo así: “Conozco, oh Jehová, que el hombre no es señor de su camino, ni del hombre que camina es ordenar sus pasos.” -Jeremías 10:23. Esta verdad, nos lleva a la conclusión, que solo Dios puede dirigir nuestras vidas hacia lo mejor. Es preferible ponernos en las manos de Dios y amarlo con todo lo que somos. 

2- “En mi corazón he guardado tus dichos, Para no pecar contra ti.” -Salmos 119:11. 

El ser humano, quien quiera que sea, ya es pecador; y nadie mejor que Dios, puede transformar su naturaleza carnal. Sin embargo, la responsabilidad de llenar la mente y el corazón de las palabras de Dios está en cada individuo. David dijo: “Porque yo reconozco mis rebeliones; y mi pecado está siempre delante de mí.” -Salmo 51:3. Que importante, saber lo que somos, y cómo debemos actuar, eso es lo que nos hace responsables. Además, está escrito: “El pecado, pues, está en aquel que sabe hacer lo bueno, y no lo hace.” -Santiago 4:17. 

3- “Tú le guardarás en completa paz, cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti se ha confiado.” -Isaías 26:3. 

Si la mente descansa y actúa en Dios, los resultados serán de paz y confianza. No significa necesariamente que no existirán los problemas; al contrario, en la adversidad el creyente se hace fuerte y es capaz de superar cualquier contrariedad. Llena tu mente y tu entendimiento de Dios, y verás la diferencia. Alcanza esta promesa y serás un cristiano perseverante. 

4-“Gracias doy á Dios, por Jesucristo Señor nuestro. Así que, yo mismo con la mente sirvo á la ley de Dios, mas con la carne á la ley del pecado.” -Romanos 7:25. 

El apóstol Pablo se dio cuenta de dos cosas: Primero, que su naturaleza estaba opuesta a la voluntad de Dios a causa del pecado. Segundo, que á pesar de todo, su mente podría estará  disposición de los mandamientos de Dios, para consiéntemente servirle. Tu mente puede ser un instrumento del mal, ó un instrumento de Dios. Siempre será un engaño del enemigo, hacerte creer que puedes llegar á ser perfecto por ti mismo. Recuerda esto: “Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿quién le instruyó? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo.” -1 Corintios 2:16. 

5- “Y á renovarnos en el espíritu de vuestra mente,…” -Efesios 4:23. 

La mente es el centro de absorción de todo lo que se le ponga á su disposición. La renovación de Dios llega hasta el centro del entendimiento, cuando se le permite. El contexto bíblico enseña la renovación alegóricamente como el vestido que cubre un cuerpo. Si se desviste el viejo hombre, y se viste el nuevo hombre, se puede ver la diferencia de cambio. Eso significa, que en el proceso de renovación, la vieja naturaleza queda al descubierto, y la nueva naturaleza lucirá sus nuevas vestiduras de santidad en la verdad. 

6- “Digo pues por la gracia que me es dada, á cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con templanza, conforme á la medida de la fe que Dios repartió á cada uno.” -Romanos 12:3. 

La mente con sus pensamientos de altivez, manifestado en un alto concepto personal, que llega á menospreciar á otros; lleva á la arrogancia, á cualquiera. La mente puede ser engañada; y con ello, engañar á la persona que cree tal engaño. Parte del carácter templado y balanceado, está en recibir en fe sin merecer, los regalos de Dios. Nadie se libra de ser probado en áreas del carácter; pero, se puede vencer cualquier prueba, confiados en el poder de Dios. 

7- “Así que, el que piensa estar firme, mire no caiga.” -1 Corintios 10:12. 

Los pensamientos de seguridad y salvación, deben establecerse bajo las reglas y promesas de la palabra de Dios. Ni aun Jesús llegó confiado en sí mismo á la cruz, porque quizo confiar en Dios, por sobre todo. Jesús mantuvo pensamientos de dependencia, sumisión, y apoyo en Dios. En la hora más crucial de su vida y ministerio, Jesús se sometió devotamente á la voluntad de Dios. La entrega incondicional de Jesús, le valió para llegar á la gloria y perfección. Quien cae en la prueba, cae primero en las trampas de su mente. “Si caiste, fué porque te enalteciste; y si mal pensaste, pon el dedo sobre la boca.” -Proverbios 30:32. 

8- “¿Qué pues? —Oraré con el espíritu, mas oraré también con entendimiento; cantaré con el espíritu, mas cantaré también con entendimiento.” -1 Corintios 14:15. 

La fe no es un asunto intelectual, sino un asunto del corazón. Todo lo que un hijo de Dios haga, debe hacerlo por medio de la fe. Sin haber visto á Dios; pero, creyendo en su existencia, todo cristiano sabe que Dios es honrado por lo que está latente en su mente y en su corazón. Además, el corazón de la fe, es el conocimiento sobre Dios por medio de su palabra. Por lo tanto, la oración, la alabanza, la adoración, la obediencia, y todo lo demás; sale de las verdades divinas que se acumulan en el corazón. 

9- “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si alguna alabanza, en esto pensad.” -Filipenses 4:8. 

Como pensar positivamente, si la mente está llena de una colección de información negativa. La única fuente de verdad positiva á la realidad espiritual, es la palabra de Dios. Los escritos de la Biblia son vigentes en cuanto á lo verdadero, lo honesto, lo justo, lo puro, lo amable, y todo lo virtuoso y admirado que pueda mencionarse. La Biblia es la fuente fidedigna que puede llenar tus pensamientos de salud y vida. La Biblia es fuente de vida y verdad. 

10- “Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más penetrante que toda espada de dos filos: y que alcanza hasta partir el alma, y aun el espíritu, y las coyunturas y tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.” -Hebreos 4:12. 

La mente es una puerta exterior de acceso hacia los sentidos, y el corazón es una puerta interior de acceso hacia las acciones. Tanto la mente como el corazón (espíritu), están íntimamente relacionados. La mente es la puerta por la cual, la palabra de Dios puede penetrar hasta lo más íntimo, para hacer la cirugía adecuada de transformación. Es en la mente donde se llevaná  cabo grandes batallas. Si la mente recibe la palabra divina; aunque se produzca una lucha intelectual, el poder de Dios siempre tendrá un lugar donde manifestarse. 

PALABRAS FINALES 

El corazón es un músculo del cual depende la vida de todo el cuerpo. Sin embargo, el centro del ser humano en su esencia espiritual, es la mente. La Biblia llama corazón, á todo lo que es el centro de la vida intangible, y que gobierna intrínsecamente las acciones internas y externas de los hijos de Adán. El ser humano no puede arreglarse por sí mismo, sin antes acudir á los manuales de comportamiento de aquel que lo formó. Solamente Dios tiene las instrucciones adecuadas, para un desarrollo mental, físico y espiritual de aquel que se interese en una vida mejor. La mente es una esponja que absorbe con facilidad el agua limpia ó el agua contaminada del conocimiento. Depende de ti, con que agua quieras empapar tu mente y tu conciencia. 

Este es tu tiempo, abre tu mente, y deja que Dios opere en tu corazón una transformación poderosa. 

*Los versos bíblicos son tomados de la versión Reina Valera. 

Si desea copiar todo, o una parte de este escrito, por favor de los créditos a: http://www.ovidiobarrios.wordpress.com 

Publicado por ovidiobarrios

Me considero dichoso de tener una familia integrada, principios cristianos; y sobre todo, de tener mis metas y mis sueños enfocados en lo que creo. Esta vida es para aprender a vivirla con entusiasmo y energía. Sobre todo, considerando a aquel que nos sostiene con aliento de vida desde que nacemos, hasta que demos el último suspiro. Dios es el creador de todo. Es el autor de la vida y de todas las cosas que nuestros ojos pueden ver. Dios no es la naturaleza. Dios es el creador de la naturaleza. El es invisible, sabio, omnipotente y misericordioso. Su gracia se muestra en el amor por medio de Jesucristo, el Señor. Su vida entregada en la cruz, es la muestra mas grande de amor para toda la humanidad. Sencillamente, "el don inefable de Dios."

2 comentarios sobre “LA MENTE 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: