LO QUE NO PASA DE MODA

489873CE-BF1D-4E9B-A3C3-A497ABE2B3D6Hace mucho tiempo fui llamado a la oficina del pastor, porque él quería hablar conmigo frente a otros líderes. El me dijo, que le habían dicho que yo era muy legalista en las reuniones de los músicos. Sucedía, que por ser responsable de una labor importante de la Iglesia en la música, la alabanza y la adoración; yo tenía que dirigir una reunión de ensayos cada semana. La dinámica del ensayo era oración, una corta exposición bíblica, y el repaso correspondiente de los cantos. Parece ser que algunos no estuvieron de acuerdo y poco contentos con eso, y le hablaron al pastor. No se quienes fueron, ni cual haya sido su intención; pero, fui confrontado por eso. Y como el pastor me dijo en esa reunion, que algunos decían que yo era legalista, yo le respondí con una pregunta: ¿Desde cuándo orar y estudiar la Biblia es legalismo? — Si para ellos lo es, para mi y para otros no lo es. — Esto fue el inicio de algunas controversias en el ministerio que trajeron división y contrariedades mutuas. Lamentablemente, algunos líderes modernos piensan que la oración ya no tiene mucho que ver en las actividades de la Iglesia, y mucho menos en las actividades cotidianas de la gente. La Biblia dice: “No os dejéis engañar, las malas compañías corrompen las buenas costumbres.” -1 Corintios 15:33*. — Mientras algunos tienen tales ideas desapegadas de la realidad y de la práctica de la fe cristiana, otros todavía pensamos que la Biblia tiene las claves de acercamiento a Dios. Mientras más tiempo permanezcamos con personas que piensan así, menos interés tendremos de aprender y practicar las doctrinas bíblicas. Y mientras más nos alejemos de las doctrinas de la Biblia, más fácilmente abrazaremos otras ideas que corrompen las buenas costumbres de la fe en Jesús. 

LA “MODA” INTERIOR 

De seguro le habrá llamado la atención el cuadro del título de este tema. Déjeme decirle: No estoy en contra de la “moda” de lo “roto” en la ropa, ni de lo “desgastado” o “acolchonado” de las rodillas en los nuevos diseños de los pantalones. Lo de las “modas” son asuntos temporales, y cada quien escoge a su gusto lo que quiere. Después de todo, cada quien elige lo que quiere, aunque hayan controversias. Al final, cada quien decidirá cómo desea que otros lo vean con la ropa que quiera usar. La “moda” se define como un gusto, costumbre, y uso que se le da a ciertas cosas. Una “moda” está definida para un evento especial y por algún grupo específico, en un tiempo determinado, y en algún un lugar geográfico y también demográfico. Doy esta referencia de la “moda” en este tema, con el fin de atraer su atención de lo que se ve; y por ello, mostrarle lo que no se puede ver. Considero apropiada la ilustración de los pantalones, porque es muy poderoso en su simbolismo de lo que significa la oración práctica de cada creyente. 

La oración nunca ha sido una “moda”, aunque tenga “modalidades”. Alguien me dijo cuando lo conocí por primera vez; porque él ya se presentaba como un apóstol: “Yo ya le entré a esa onda del apostolado”. — ¡Qué vergüenza que algunos líderes cristianos tengan esa mentalidad! — La oración, los ministerios, las doctrinas cristianas, y la vida de fieles seguidores de Jesús, nunca han sido una “moda”. La oración nunca será obsoleta; al contrario, siempre será preponderante y más fresca que la “moda” más estrambótica que perdure. La oración es una “práctica” necesaria en la vía de la comunión con Dios. Aunque no hayan reglas específicas de posturas físicas, la oración de “rodillas” ha sido siempre la que los seres humanos han optado como práctica (vea más adelante las referencias bíblicas de las posturas físicas). Si quieres estar a la “moda” de los pantalones desgastados de las “rodillas”, será tu elección. Pero, si quiere estar en armonía con Dios, empiece con la oración constante. Lo que no pasa de “moda” es la oración. 

POSTURAS PARA ORAR, ALABAR Y ADORAR 

No es bíblico que alguien le exija algo a una persona; especialmente, si se trata de alguna práctica que está en la biblia, y la persona no lo puede hacer o no le nace poder hacerlo. La posición del cuerpo es algo opcional para la oración. La oración que Dios escuche, dependerá de la actitud, de la circunstancia, del momento, y del ambiente en el cual sea necesario orar, más que de la postura del cuerpo, cualquiera que ésta sea. No hay un mandamiento obligatorio específico para orar o adorar a Dios en alguna postura corporal. El profeta oyó algo interesante de parte de Dios, quien le dijo: “Y Jehová respondió á Samuel: No mires á su parecer, ni á lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová mira no lo que el hombre mira; pues que el hombre mira lo que está delante de sus ojos, mas Jehová mira el corazón.” -1 Samuel 16:7. — El tema de la oración también encaja acá, respecto a las prácticas de las posturas correctas y aceptables para orar, y la actitud del corazón. Eso quiere decir: Que puedes orar con la postura más humillante físicamente; pero, con la actitud más rebelde espiritualmente. Puedes estar orando en el escenario supuestamente correcto; pero, con una actitud desleal en tu corazón, y fuera de la voluntad de Dios. 

Dios no se deja llevar por las apariencias, Dios lo que ve es el corazón. Esto también lo comparo con el hombre rico que fue a Jesús, y hasta dobló su rodilla para inclinarse a Jesús; pero, finalmente salió a la luz su condición interior (Marcos 10:17). Algunos oraron, agradecieron, alabaron, y adoraron a Dios de muchas formas corporales. Ninguna circunstancia impidió que muchos se expresaran hablando con Dios libremente y en oración. Algunos oraron inclinando su rostro (Génesis 24:48; Éxodo 12:27 y 2 Crónicas 29:30). Muchos oraron parados (Nehemías 9:3). David se refirió a alzar los ojos a Dios en oración, y lo aplicó con la actitud de la esperanza de ver y recibir (Salmos 121:1 y 123:1-2). Un rey oró acostado y puso su rostro contra la pared (Isaías 38:2). Jonás oró dentro del vientre de un pez (Jonás 2:1). De Jesús y Esteban se dice que alzaron sus ojos en oración a Dios (Juan 11:41; 17:1 y Hechos 7:55-59). Jesús agradeció a Dios sentado a la mesa con sus discípulos (Lucas 22:14-19). Pedro clamó por auxilio con el agua hasta el cuello (Mateo 14:30). Respecto a orar con ojos cerrados es una modalidad que te ayuda a evitar distracciones, y a concentrar tus pensamientos en Dios. Estos solo son algunos ejemplos de la práctica de oración abierta, improvisada, y espontánea que cualquiera puede experimentar. 

RODILLAS DE CAMELLO 

Respecto al apóstol Santiago, quien fue el autor de la carta apostólica del Nuevo Testamento que lleva su nombre, se dice que se le consideraba con el título: “Rodillas de Camello”. Otros han llegado a decir que el profeta Elías también era reconocido con el mismo sobrenombre. Quizá Santiago se haya ganado dicho apodo por su constante práctica y exhortación a la oración, así como lo había hecho el profeta Elías. Considero que para muchos de nosotros no sería agradable ni merecido un apodo similar al de Santiago. No porque no oremos, sino porque nuestra práctica de oración quizá sea muy esporádica y superficial. Dejemos aún lado lo desgastado o lo roto del pantalón, y la callosidad de las rodillas; eso sí, pensemos en la devoción, el tiempo, y el fervor que necesitamos en la oración. Lo más importante al orar es que nos sintamos a gusto hablando con Dios, y que esa devoción se incremente más en el diario vivir. El apóstol Santiago dice (uso mi propia paráfrasis): ¿Estás perplejo y afligido? La clave está en la decisión de orar. — ¿Estás alegre; entonces, ¡Regocíjate y canta! — ¿Si estás enfermo? Conéctate con los líderes de la iglesia a donde vas, para que oren por ti. — ¿Tienes alguna situación de discordia con o contra alguien? La estrategia es buscar a la, o a las personas, confesar las ofensas, y orar los unos por los otros (Santiago 5:13-14). 

Una de las porciones más sobresalientes de Santiago dice: “Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si estuviere en pecados, le serán perdonados.” -Santiago 5:15. — Quien cree en el poder de la oración, pondrá su fe en acción con la práctica contundente del mandamiento de orar que está en el Nuevo Testamento. Santiago da ciertas características de la oración práctica y fervorosa, porque tiene los resultados cuando vienen las respuestas de Dios. Santiago también expone lo siguiente: “Confesaos vuestras faltas unos á otros, y rogad los unos por los otros, para que seáis sanos; la oración del justo, obrando eficazmente, puede mucho.” -Santiago 5:16. — Reforzando el argumento de la oración, pensemos en lo siguiente: La oración es una herramienta intercesora, fehaciente, conmovedora, y efectiva. La persona que ora es un intermediario justo, práctico, y poderoso. Santiago para reforzar su punto en cuanto a la oración, retoma la historia del profeta Elías, diciendo: “Elías era hombre sujeto á semejantes pasiones que nosotros, y rogó con oración que no lloviese, y no llovió sobre la tierra en tres años y seis meses. Y otra vez oró, y el cielo dió lluvia, y la tierra produjo su fruto.” -Santiago 5:17-18. — Santiago citó en el contexto a Elías, cuya particularidad fue la efectividad de sus oraciones. Siendo tan humano como cualquier otro, Elías conmovió los cielos con su oración constante y específica, y se produjo una sequía de años. Elías volvió otra vez a orar, y la sequía se terminó. Los argumentos ejemplares de fe que sostienen la eficacia de la oración, solo se encuentran en la palabra de Dios. 

PERSONAS QUE ORARON DE RODILLAS 

1- Josué (Josué 5:14 y 7:6). 

2- Salomón (1 Reyes 8:54 y 2 Crónicas 6:13). 

3- Elías (1 Reyes 18:42 y 19:18). 

4- Esdras (Esdras 9:5 y 10:1). 

5- Daniel (Daniel 6:10 y 10:10). 

6- David invita a postrarse de rodillas (Salmo 95:6). 

7- Los Reyes del oriente (Mateo 2:14). 

8- Un hombre ante Jesús se hincó de rodilla (Mateo 17:14). 

9- Una mujer agradecida con Jesús (Lucas 7:38). 

10- Un leproso ante Jesús (Lucas 5:12). 

11- Pedro ante Jesús (Lucas 5:8 y Hechos 9:40). 

12- La mujer que tocó el borde del manto de Jesús (Lucas 8:47). 

13- Jesús ante el Padre (Lucas 22:41). 

14- Esteban antes de morir (Hechos 7:60). 

15- El apóstol Pedro oró de rodillas por un milagro (Hechos 9:40). 

15- Pablo frente a los hermanos en oraciones públicas (Hechos 20:36; 21:5). 

16- Las personas que creen en la presencia manifiesta de Dios (1 Corintios 14:25). 

CAMBIO DE ORACIÓN A GOZO 

Las instrucciones bíblicas sobre orar son predominantes en el Nuevo Pacto, y eso es lo más importante. Aunque no se de un mandamiento de una postura específica para orar, si se sugiere e invita a la oración de rodillas. Además, muchos ejemplos antes vistos también dicen mucho de la oración como una práctica de rodillas. Las iglesias del siglo veinte tenían muebles para la oración de rodillas frente a las plataformas, y las bancas estaban diseñadas para orar también de rodillas. El apóstol Pablo practicaba la oración de rodillas (Efesios 3:14). Sin embargo, el escritor a los Hebreos decía: “Por lo cual alzad las manos caídas y las rodillas paralizadas; y haced derechos pasos á vuestros pies, porque lo que es cojo no salga fuera de camino, antes sea sanado.” -Hebreos 12:12-13. — Según puedo entender, lo valioso de la oración va de la mano con la armonía con Dios. Mientras exista una vida recta y en paz con Dios, hay que levantarse de una actitud de humillación para gozar de la bondad, amor, y misericordia del Padre. No siempre estaremos suplicando y pidiendo; porque vendrán tiempos de recibir y gozar de la presencia del padre. Las oraciones tienen respuestas divinas, cuando hay una actitud de humildad y una práctica de fe al doblar las rodillas. Las personas ven más lo exterior; pero, Dios ve más el interior. Dios quiere que alcancemos una vida práctica de oración, y que sepamos esperar en Él. La oración es un designio divino para cambiar circunstancias y ambientes adversos. Los creyentes de oración siempre ven obrar a Dios por su y de forma portentosa, más que otros que también tienen la misma Fe doctrinal. La oración es un medio poderoso y de gozo en la intimidad con Dios al alcance de la fe. La oración está diseñada para cultivar una relación íntima e integral con Dios. Si se llegaran a paralizar tus rodillas por orar, cambia al gozo y la danza; y agradece a Dios que tiene sus ojos puestos sobre ti, y sus oídos atentos a tus oraciones (1 Pedro 3:12). 

CONCLUSIONES 

Cuando te sea más duro orar, es cuando más duro debes orar. Cuando sea tiempo de regocijarse, dale lugar a tus expresiones de alegria, y disfruta de la vida de fe que Dios te ha dado. Hubieron momentos de llanto en la vida de Jesús (Juan 11:35). Sin embargo, Jesús también agradecía a Dios por ser atendido en sus oraciones. La Biblia dice: “Entonces quitaron la piedra de donde el muerto había sido puesto. Y Jesús, alzando los ojos arriba, dijo: Padre, gracias te doy que me has oído.” -Juan 11:41. — Agradecer a Dios en la modalidad o postura corporal que sea, siempre será una actividad de fe y de oración con una actitud de alabanza. Jesús oraba, y a veces levantaba su rostro, y daba gracias a Dios con fe y convicción de sus acciones de oración. Que bueno que la Verdad bíblica aún sigue corriendo en la sangre de personas que aman a Dios. Además, que bueno que tomamos la oración más seriamente que las “modas“. 

Un día Jesús tuvo la oportunidad de expresarse, después de oír el reporte de los discípulos que envió a predicar. La Biblia dice: “En aquella misma hora Jesús se alegró en espíritu, y dijo: Yo te alabo, oh Padre, Señor del cielo y de la tierra, que escondiste estas cosas á los sabios y entendidos, y las has revelado á los pequeños: así, Padre, porque así te agradó.” -Lucas 10:21. — Se podría decir que Jesus oró y a la vez alabó a Dios con regocijo interior; y ambas, las hizo con más de una expresión corporal. No olvidemos que Jesús dedicaba horas de oración al Padre; pero, siempre tenía tiempos de alegría y de alabanza. Verdades prácticas y práctica de verdades, hacen mucha falta en estos días. Las prácticas de oración son necesarias para que nos formen el carácter, y nos den el valor para hacer la voluntad de Dios. Jesús dijo: “Si me amáis, guardad mis mandamientos.” -Juan 14:15. 

*Los versos bíblicos corresponden á la versión Reina Valera. 

Si desea compartir y copiar todo ó una parte de estos escritos, por favor de crédito al autor de ellos con el nombre: http://www.ovidiobarrios.wordpress.com  

Publicado por ovidiobarrios

Me considero dichoso de tener una familia integrada, principios cristianos; y sobre todo, de tener mis metas y mis sueños enfocados en lo que creo. Esta vida es para aprender a vivirla con entusiasmo y energía. Sobre todo, considerando a aquel que nos sostiene con aliento de vida desde que nacemos, hasta que demos el último suspiro. Dios es el creador de todo. Es el autor de la vida y de todas las cosas que nuestros ojos pueden ver. Dios no es la naturaleza. Dios es el creador de la naturaleza. El es invisible, sabio, omnipotente y misericordioso. Su gracia se muestra en el amor por medio de Jesucristo, el Señor. Su vida entregada en la cruz, es la muestra mas grande de amor para toda la humanidad. Sencillamente, "el don inefable de Dios."

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: