PALABRAS QUE MATAN

El pez por su propia boca muere.

En muchas ocasiones nos damos cuenta que hablamos mas allá de lo debido. Es algo que pudiendo evitarlo, no podemos hacerlo, y nos cuesta. Es algo así, como si no tuviéramos control de las palabras que salen de nuestra boca, y no medimos las consecuencias que éstas traerán. — ¡Claro! — Hay quienes si pueden controlarse, y muchos han podido lograr ese dominio propio de la boca cuando tienen que usar sus palabras; sin embargo, otros todavía no.

El pez por su propia boca muere”, es el dicho que figura lo que muchas veces hacemos con la boca cuando utilizamos nuestras palabras. Veámoslo de esta manera: El dicho se refiere al pez que cae en el anzuelo de un pescador. El instinto del pez por el hambre lo lleva directo a la carnada del pescador, sin saber que esa comida cubre un objeto peligroso que lo sacará de su medio ambiente. De esta forma, el pez cae en la trampa, y por su propia boca es cautivado para llegar a las manos de su victimario.

Es muy común en Jurisprudencia, en el ambiente de abogados y fiscales, Jueces y jurado; el análisis de palabras dichas por todos los involucrados, dentro del proceso judicial de una persona. Los noticieros, refieren literalmente lo que “equis” persona dijo para reafirmar la noticia del momento. Los libros son populares o atractivos por el pensamiento del escritor expuesto en las palabras que escribió.

Muchos recordarán la frase célebre que hizo noticia en televisión, cuando un alto mandatario le dijo a un presidente Sudamericano: “¡Por qué no te callas!” – Ocasionalmente, quisiéramos que nos dijeran eso para detenernos y recapacitar. Esporádicamente, también quisiéramos decírselo a alguien en particular, porque ya nos tiene enfadado con todo lo que dice. Además, una cosa es lo que decimos, y otra cosa es lo que pensamos. Una cosa es lo que dicen las palabras, y otra cosa es lo que hay detrás de lo dicho a través de las palabras. Y por último, una cosa es lo que se dice, y otra cosa es como la interpretan los oyentes.

Lea también: PALABRAS QUE MARCAN

Las palabras transmiten lo que realmente sale del corazón. Si en el corazón hay verdad, saldrá verdad, Si hay mentira, saldrá mentira. No habrá manera de comprobarlo, sino hasta que llegue el momento de descubrir lo que realmente se dijo, y cómo se dijo. Será entonces, cuando saldrá a la luz la realidad. El gran Maestro Jesucristo, dijo: “Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado. -Mateo 12:37.*

A través de las palabras que decimos podemos herir o sanar. También por lo que hablamos podemos levantar o derribar. Las palabras son el medio por el cual nos comunicamos. Y en el idioma que sea; la fuerza de las palabras existe, y pueden matar o dar vida. Las palabras tienen el poder de aclarar dudas o confundir. De acuerdo como se usen las palabras, ellas transmitirán objetivamente un mensaje, o darán lugar a malos entendidos, distorsión, y una mala concepción de las cosas. Por otro lado, nuestras palabras llevarán sensatez o desatino, riqueza o pobreza, medicina o veneno, bendición o maldición, y muchas otras cosas mas.

Los Proverbios de Salomón se refieren a las palabras de una manera sabia, porque nos hacen reflexionar. He aquí una lista de ellos:

Te has enlazado con las palabras de tu boca, y has quedado preso en los dichos de tus labios.” -Proverbios 6:2.

En las muchas palabras no falta pecado; mas el que refrena sus labios es prudente.” Proverbios 10:19.

Hay hombres cuyas palabras son como golpes de espada; mas la lengua de los sabios es medicina.” -Proverbios 12:18.

En toda labor hay fruto; mas las vanas palabras de los labios empobrecen.” -Proverbios 14:23.

La muerte y la vida están en poder de la lengua, y el que la ama comerá de sus frutos.” -Proverbios 18:21.

Lea también: PALABRAS QUE TRANSFORMAN

Las palabras pueden tejer una red o crear una maraña de cosas en donde quedemos atrapados. Las palabras pueden hacer una cadena interminable de situaciones, que después será muy difícil romperla. Se dice muy comúnmente: “Lo dicho, dicho está.” — Eso significa que tal y como salió de la boca, así se quedó en el ambiente, y nadie podrá cambiarlo.
Cuidemos nuestra manera de hablar para no tener las consecuencias negativas de las palabras que utilicemos en nuestra comunicación diaria. Recuerda: Hay palabras que matan, pero también, hay palabras que dan vida.

Jesucristo dijo: “…las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida.” -Juan 6:63.

*Los versos bíblicos corresponden a la versión Reina Valera. 

Si desea compartir y copiar todo ó una parte de estos escritos, por favor de crédito al autor de ellos con el nombre: www.ovidiobarrios.wordpress.com 

Publicado por ovidiobarrios

Me considero dichoso de tener una familia integrada, principios cristianos; y sobre todo, de tener mis metas y mis sueños enfocados en lo que creo. Esta vida es para aprender a vivirla con entusiasmo y energía. Sobre todo, considerando a aquel que nos sostiene con aliento de vida desde que nacemos, hasta que demos el último suspiro. Dios es el creador de todo. Es el autor de la vida y de todas las cosas que nuestros ojos pueden ver. Dios no es la naturaleza. Dios es el creador de la naturaleza. El es invisible, sabio, omnipotente y misericordioso. Su gracia se muestra en el amor por medio de Jesucristo, el Señor. Su vida entregada en la cruz, es la muestra mas grande de amor para toda la humanidad. Sencillamente, "el don inefable de Dios."

4 comentarios sobre “PALABRAS QUE MATAN

  1. Cuanta verdad hay en lo que ha escrito hermano, es doloroso no tener en cuenta la magnitud de lo que sale de nuestros labios, estas pueden dar vida como dar muerte. Personalmente en una oportunidad experimenté pronunciar algo, una palabra de derrota, y en ese momento Dios me abrió los ojos espirituales y pude ver literalmente como salían mis palabras y viajaban en el aire como un tren y ya no las podía detener. Tengo la seguridad que nuestro Creador lo hizo con el propósito de que me diera cuenta de la importancia de lo que sale de nuestros labios, gracias por sus escritos son de gran edificación. Dios le siga llenando de sabiduría, desde Perú le envío mis bendiciones.

    1. Muchas gracias hermana Miriam por su aporte. Me da una gran satisfacción saber que a la distancia, y a través de estos medios usted está recibiendo edificación. Que Dios le bendiga grandemente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: