CUIDA TUS SENTIDOS

“Ojos que no ven corazón que no siente”.

Todo lo que llega a la mente y a los sentimientos del corazón, viene de afuera. Todos sabemos de los cinco sentidos, que son: La vista, el oído, el gusto, el tacto y el olfato. — A propósito, la sospecha, no es un sexto sentido. — Las influencias que motivan interiormente al ser humano vienen exteriormente a través de los sentidos. Todo aquello que permitas a través de estos cinco sentidos que ya mencioné, traerán un fluir de corrientes que te influenciarán todo el tiempo. Esos recursos de sensibilidad al alma tan importantes en la vida de toda persona, son los canales para percibir lo que está fuera del cuerpo, por medio del ambiente que te rodea. Los sentidos son capacidades tan susceptibles, vulnerables, vitales, y necesarios para el desarrollo en el medio ambiente. Sin embargo, no todo lo que pasa por esos conductos tienden a ser beneficiosos. Hay cosas nocivas al corazón o al alma, y traen consecuencias que afectan irreversiblemente a quienes lo permiten. Queramos o no, vivimos en un mundo en donde nadie escapa de las frecuencias positivas y negativas en el ámbito terrenal.

Muchos se habla en estos días de la energía positiva. — ¿No se ha dado cuenta que no mencionan lo que es energía negativa? — Según ellos, quieren preparar a otros para recibir lo bueno; pero, no alertan de los peligros que hay de lo que puede afectar negativamente a otros. Es más, algunos presentan sus conocimientos como positivos. Ahora bien: — ¿Cómo se puede saber si ese conocimiento que tienen es verdadero? — A lo mejor te van a transmitir algo negativo; y tú, engañado puedes pensar lo contrario. Algunos dicen: “Si tu piensas que es malo, será malo para ti; pero, si piensas que es bueno, será bueno para ti.” — Déjame decirte: “La manera como se piensa, no cambia la fuerza de lo que se puede recibir del exterior.” — Lo que es malo, es malo afuera y será dañino por dentro, cuando la persona lo reciba. Lo que es bueno afuera, también será bueno por dentro, cuando se acepte en el corazón.

Lea el tema: LA MENTE

El dicho: “Ojos que no ven, corazón que no siente.” Aunque se refiere a ver, el dicho está generalizado a cualquiera de los sentidos. También podríamos decir: — “Oídos que no oyen, corazón que no siente.” — Por lo tanto, se puede aplicar a todas las capacidades que canalizan las dos corrientes o fuerzas; la positiva, y la negativa. Se quiera o no, toda fuerza exterior traerá resultados, sean buenos o sean malos. Por lo tanto, quiero tomar un tiempo para unas palabras que se enfocarán en la afección positiva que todos necesitamos.

El gran sabio Salomón expresó: “Todas las cosas son fatigosas más de lo que el hombre puede expresar; nunca se sacia el ojo de ver, ni el oído de oír.” -Eclesiastés 1:8.* — ¡Que verdad tan tremenda! — Somos seres en búsqueda de la influencia exterior, y esa es la manera como vivimos, ya sea por lo bueno que miramos o escuchamos, o por lo malo que llega a nuestros sentidos. Cuando no te das por enterado de algo que haya sucedido a tu alrededor — ¿Acaso te afecta? — Te das cuenta que no sufres, no te preocupa, no te atemoriza, no te afana. Sin embargo, si llegas a ver, o a escuchar algo por otros medios, sientes como aquello te impacta de la manera que sea, y quedas bajo esa influencia positiva o negativa de lo que viste ú oíste.

Una de las influencias más importantes está en el oído. Y no solo por oír con los tímpanos de los oídos, sino de comprender y percibir el mensaje de lo que oímos. Jesús decía: “El que tiene oídos para oír oiga.” -Mateo 13:9. — A veces también decía: “Oíd y entended.” -Mateo 15:10. — Hay algunos que aunque ven y oyen físicamente; sin embargo, lo que ven y oyen lo analizan, y pueden detenerse y cuestionar si aquello es bueno o malo, verdad o mentira; y eso los hace seguros, firmes, y fuertes. Las ideas y creencias que se oyen, pueden cambiar de acuerdo a la manera en que las escuches. Lo que se oye, se percibe y se digiere, y eso puede cambiar la manera de pensar y la forma de ver la vida.

Otra verdad que hay en la Biblia, dice: “Porque por fe andamos, no por vista.” -2 Corintios 5:7. — Está verdad se complementa con lo que dice en otra parte: “Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.” -Romanos 10:17. — Por lo tanto, lo mejor por hacer es leer y oír las palabras mas sabias que puedan ayudar a salir del ambiente negativo que hay en el mundo en que vivimos. La mejor influencia que puedo recomendar; primeramente, es el mensaje de la Biblia. Lee, oye, pregunta, instrúyete, y practica lo que dice la Biblia; y verás cuantos cambios sucederán en tu vida. Después, escucha y convive con otros que han tenido esa experiencia, y éstos también podrán afectar positivamente tu diario vivir.

Ustedes no me dejarán mentir, hay tanta influencia negativa en el medio ambiente, que es difícil escapar de ello. Somos bombardeados por los intereses ambiciosos y mezquinos de otros. Toda influencia viene a través de todos los medios conocidos, y de otros por conocer. Por ejemplo: — ¿Quiénes no han oído de lo que es el mensaje subliminal? — Esto trata y usa los mensajes que los sentidos no perciben en su totalidad, pero que influencian el subconsciente de todos los que son alcanzados por ellos. Se denominan también: Mensajes escondidos, y éstos mensajes están a la orden del día.

Para mantener un corazón sano, sin afecciones negativas de dolor, sufrimiento y afanes: — ¡Cuida tus sentidos! — Cuida esos canalitos que atraen todo aquello que está en el medio ambiente, y que son propensos a recibir cualquier cosa. Cuída y renuéva tus sentidos con lo mejor de la bendición de Dios, a través de sus palabras positivas y verdaderas. Tu mismo verás la diferencia.

*Los versos bíblicos corresponden á la versión Reina Valera.

Si desea compartir y copiar todo ó una parte de estos escritos, por favor de crédito al autor de ellos con el nombre: http://www.ovidiobarrios.wordpress.com

Publicado por ovidiobarrios

Me considero dichoso de tener una familia integrada, principios cristianos; y sobre todo, de tener mis metas y mis sueños enfocados en lo que creo. Esta vida es para aprender a vivirla con entusiasmo y energía. Sobre todo, considerando a aquel que nos sostiene con aliento de vida desde que nacemos, hasta que demos el último suspiro. Dios es el creador de todo. Es el autor de la vida y de todas las cosas que nuestros ojos pueden ver. Dios no es la naturaleza. Dios es el creador de la naturaleza. El es invisible, sabio, omnipotente y misericordioso. Su gracia se muestra en el amor por medio de Jesucristo, el Señor. Su vida entregada en la cruz, es la muestra mas grande de amor para toda la humanidad. Sencillamente, "el don inefable de Dios."

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: