DONDE ESTA DIOS HAY PAZ

IMG_0090.JPG

Mi esposa y yo fuimos invitados a una comida por parte de un amigo, a la casa de otro amigo con previa notificación hacia él de nuestra visita a su casa. Atravesamos en el vehículo de nuestro amigo muchos lugares para llegar hasta la casa de nuestro anfitrión desconocido. Teníamos hambre, ya que habiendo cumplido con algunos compromisos; tomamos de inmediato camino a la dirección de la casa que nos recibiría.

Para llegar a nuestro destino final, el último tramo del camino era muy empinado, y eran lugares que nunca antes había conocido. Esos lugares en el pasado fueron bosques, y no tenían lotes para la construcción de casas. De la carretera angosta, nuestro amigo dobló hacia su derecha, en una entrada de portón ancho; pero, sin ningún atractivo significativo.

Al avanzar unos cuantos metros entre árboles y plantas camino hacia la casa, divisamos unos perros de distintas razas mezcladas, entre ellos a una perra preñada. De inmediato sale nuestro amigo desconocido, muy sencillo, amable, y sonriente. Nos saluda a mi esposa y a mi, y fuimos introducidos por el amigo que nos guiaba en el vehículo. El nuevo amigo y anfitrión, inició con algunas bromas, y en un ambiente muy ameno iniciamos las conversaciones que duraron alrededor de tres horas o más.

Nuestro nuevo amigo es cristiano, va constantemente a la iglesia, y tiene dos hijas adolescentes que estaban visitando su casa. Nos sirvieron una sopa deliciosa, con sus verduras y vegetales deliciosos, y un refresco natural muy exquisito. La pasamos bien, y tuvimos una muy buena experiencia de amistad y compañerismo cristiano. Les cuento que la casa era muy sencilla, construida de madera, con sus paredes de los lomos de árboles con un corte de aserradero, y sin ningún acabado extraordinario. Por dentro era rústico, pero amplio. No se podía ver ningún lujo de los que se presentan en revistas; sin embargo, lo más importante, ¡Había PAZ!

Nuestro amigo ha permitido el acceso de Dios a su vida y a su casa, y eso le da un significado distinto a su estilo de vida y a su humilde vivienda. Se podía percibir la bendición de Dios, y la vida confortable de nuestro amigo con lo que poseía. El, orgullosamente llegó a decirnos: “Así es como me gusta vivir, y así es como quiero vivir.”

“Donde está Dios hay paz.”

Publicado por ovidiobarrios

Me considero dichoso de tener una familia integrada, principios cristianos; y sobre todo, de tener mis metas y mis sueños enfocados en lo que creo. Esta vida es para aprender a vivirla con entusiasmo y energía. Sobre todo, considerando a aquel que nos sostiene con aliento de vida desde que nacemos, hasta que demos el último suspiro. Dios es el creador de todo. Es el autor de la vida y de todas las cosas que nuestros ojos pueden ver. Dios no es la naturaleza. Dios es el creador de la naturaleza. El es invisible, sabio, omnipotente y misericordioso. Su gracia se muestra en el amor por medio de Jesucristo, el Señor. Su vida entregada en la cruz, es la muestra mas grande de amor para toda la humanidad. Sencillamente, "el don inefable de Dios."

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: