CÓDIGOS SECRETOS EN LA ORACIÓN

«Clama á mí, y te responderé, y te enseñaré cosas grandes y dificultosas que tú no sabes.» -Jeremías 33:3.

Esta porción de la Biblia en el Antiguo Testamento la consideraré como un código de promesa divina. De los textos del tema de la oración, la frase de Jeremías sobresale como una de las más importantes de la Biblia. Dios pide el clamor a Él, y si Él se compromete á responder algo tan sencillo como eso; entonces, merece ser practicado. No obstante, Dios también se compromete para mostrar ó realizar cosas grandes y difíciles jamás vistas por aquel que decida activar los códigos de las promesas divinas en la oración. Es decir, que á la oración le seguirán señales que Dios en su soberanía quiere reproducir con todos los que reciban sus códigos secretos. Todo milagro que haya sido hecho por el Señor anteriormente; se repetirá con creces, para los que creen y oran con fe á quien prometió reproducirlos. El secreto está en clamar obedeciendo y creyendo en cada código de sus promesas.

No importa cuantas veces se hable ó se escriba del tema de la oración, siempre habrán razones muy convincentes de esa necesidad inalienable en el ser humano. «Orar es hablar con Dios«, esa es la definición más sencilla de lo que significa, «la oración«. — La actividad de la oración, no se trata de posturas y palabras repetitivas. La oración es fe, devoción, gratitud, alabanza, confianza, paciencia, y todo aquello que conecta espiritualmente al ser humano con Dios. No se trata de lugares y circunstancias especiales donde la oración sobresale. La oración es la común unión con Dios, y va más allá de lo físico y lo material que se pueda ver. La oración es un arma secreta con códigos de Fuerza, Perdón, Persistencia, Mediación, Espíritu, Confianza, Razones, Demandas, Fe, Propósitos, Tiempos y Condiciones específicas.

La disciplina de la oración, no se suscribe a tradiciones litúrgicas y cadenas interminables de palabras escogidas. La oración es un aliento de vida en un ambiente hostil de adversidad. La oración es acortar distancias y vencer obstáculos para recibir atención en la sintonía celestial. La oración es un radar de emisión y recepción terrenal de lo que se espera del cielo. En otras palabras, la oración es el transmisor de códigos espirituales y secretos entre la tierra y el cielo. Esas son algunas de mis definiciones sobre la oración, y que encierran ciertos códigos en su aplicación. Por supuesto que hay más detalles de lo que significa la oración; porque así se desprenden de los versos codificados de la Biblia, según mi perspectiva en este tema de estudio bíblico.

Uno de los prominentes ejemplos de hombres de oración, fue el reconocido y legendario John Knox. Aunque hayan pasado muchos años desde los acontecimientos que rodearon la historia de John Knox, no deja de tener importancia la forma en que marcó con su vida la fe de muchos. Se dice que las más poderosas oraciones vinieron por John Knox, para que sucediera un cambio en el País de Escocia. John Knox se dedicó fervientemente a la oración por una transformación de su tierra. De hecho una frase épica de las oraciones de John Knox dice: “Señor, dame a Escocia ó moriré”. — Muchos historiadores de la Iglesia creen que John Knox oraba con tal fuerza, fervor, y pasión; que sus oraciones trajeron de parte de Dios una transformación para su País.

Se cree que las oraciones de John Knox encendieron y sustentaron el fuego ardiente de la reforma, y el fuerte avivamiento en las tierras de Escocia. La reforma entre los Escoceses fue dirigida por muchos años a través del ministerio avivado de John Knox. Además, John Knox predicó y enseñó por mucho tiempo, para sustentar con la fuerza de la oración, la reforma protestante de su País. Esa es la razón por la cual, John Knox es considerado el padre de la fe presbiteriana de Escocia. La historia cuenta que la monarquía Inglesa muchas veces trató de matar a John Knox, porque la influencia de su fe sobre Escocia era muy fuerte. Lo que sucedía es que los contundentes y valientes mensajes de John Knox iniciaron una fe fresca, y condujeron a muchos Escoceses a creer en Jesucristo como su salvador personal.

Por lo tanto, se considera que la gran contribución de John Knox para el reino de Dios, fue más por su vida de oración que por sus predicaciones y enseñanzas. — ¿Qué sucedió que las oraciones de John Knox fueran poderosas? — Primero, porque John Knox fue un hombre que se movió con el fuego del poder de Dios. Luego, porque sus oraciones hicieron impacto en muchos corazones y en algunos líderes políticos por igual. John Knox se encendió para orar por el cambio de su propia nación. Hoy todavía hay mucho que aprender de liderazgos como el de John Knox. La historia dice que Mary, la Reina de los escoceses, fue una enemiga de John Knox por toda la vida. Ella fue la que dijo: “Yo le temo a las oraciones de John Knox, más que á todo un ejército armado de Europa”.

Un código secreto en la oración es el fervor del corazón por el Señor. El fervor es un entusiasmo profundo en los sentimientos de pasión, interés, efervescencia, empeño y dedicación por orar á Dios. El fervor incluye la veneración, respeto y admiración por Dios; al momento de orar, para acercarse a Él. La vida devocional de oración, siempre será reveladora de las cosas claves que agradan el corazón de Dios. Las oraciones siempre harán impacto en muchos corazones y especialmente en aquellos por quienes se ora específicamente. Creer que Dios escucha y responde á las oraciones de sus hijos, es un principio codificado en la oración. Si has desfallecido en tu vida devocional de oración, todavía puedes retomar el fervor en tus tiempos de comunión con el Señor.

Todos saben que muchas cosas están codificadas en el mundo. Hay códigos establecidos para todo lo que se refiere dentro de los quehaceres distintos en la sociedad. Códigos sociales de educación, conducta, vestuario, trabajo, penales, etc.; son los que rigen las sociedades modernas en el mundo. Los códigos están por todas partes, y sin ellos no hay accesibilidad, participación y beneficios. Dios fue el primero que estableció códigos de comportamiento, y el resultado de la obediencia á sus reglas establecidas, sería la bendición de su aprobación. Los códigos divinos fueron establecidos como las reglas principales á seguir, en cualquier campo de la sociedad humana. Por lo tanto, los aspectos principales del conocimiento de los códigos divinos, consisten en: Requisitos, inversión y aplicación.

*Los versos bíblicos corresponden á la versión Reina Valera.

Si desea compartir y copiar todo ó una parte de estos escritos, por favor de crédito al autor de ellos con el nombre: http://www.ovidiobarrios.wordpress.com

Publicado por ovidiobarrios

Me considero dichoso de tener una familia integrada, principios cristianos; y sobre todo, de tener mis metas y mis sueños enfocados en lo que creo. Esta vida es para aprender a vivirla con entusiasmo y energía. Sobre todo, considerando a aquel que nos sostiene con aliento de vida desde que nacemos, hasta que demos el último suspiro. Dios es el creador de todo. Es el autor de la vida y de todas las cosas que nuestros ojos pueden ver. Dios no es la naturaleza. Dios es el creador de la naturaleza. El es invisible, sabio, omnipotente y misericordioso. Su gracia se muestra en el amor por medio de Jesucristo, el Señor. Su vida entregada en la cruz, es la muestra mas grande de amor para toda la humanidad. Sencillamente, "el don inefable de Dios."

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: