MEDIADOR EN LA ORACIÓN

CÓDIGO 4

«Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, esto haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.» -Juan 14:13.

Las enseñanzas de Jesús estuvieron objetivamente diseñadas; para que sus discípulos comprendieran el orden divino, y las explicaba desde un punto de vista terrenal. Jesús delineó la diferencia muy bien marcada entre la relación del Hijo y el Padre, en dos intervenciones fusionadas, con el fin de favorecer á los que tengan necesidad de ellos. Primero, el Hijo está conectado con los que tienen una petición. Segundo, el Padre es quien autoriza, determina y delega al Hijo, para cumplir con lo que está de acuerdo á su voluntad. Tanto el Padre como el Hijo, son honrados y exaltados con los resultados que vienen como respuesta á las oraciones de los creyentes en la tierra.

Lea la introducción: CÓDIGOS SECRETOS EN LA ORACIÓN

Por lo tanto, la oración es directamente al Padre por medio de Jesucristo, como el mediador e intercesor oficial del cielo. El Padre ya determinó la función del quehacer del Hijo, bajo los parámetros de su voluntad soberana. Cuando una oración es contestada, ha sucedido un proceso oficial de las operaciones divinas en beneficio de la persona que ora. Dios es movido á misericordia por la intervención del Hijo por los suyos. Jesús, dijo: «Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré.» -Juan 14:14. — El Hijo del hombre es una representación humana en los cielos, para suplir á las necesidades de los hombres en la tierra. Además, muchas cosas terrenales son movidas por el Hijo, con el fin de complacer una petición en oración.

El Hijo intercede, el Espíritu intercede y también los creyentes interceden:

La enseñanza apostólica respalda el hecho del mediador divino y eterno que existe é intercede en los cielos. Pablo, dice: «Porque hay un Dios, asimismo un mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre;…» -1 Timoteo 2:5. — La oración es entre el creyente y Dios; pero, únicamente á través de un mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo. En el pasado, los sacerdotes intervenían con su intercesión por los hombres; pero ahora, es Jesucristo el Sumo Sacerdote que intercede directamente en la presencia del Padre (Romanos 8:34 y Hebreos 7:25). El Padre y el Hijo son la perfección divina y están de acuerdo para cumplir sus propósitos en los humanos, por medio de sus peticiones en oración.

La intercesión del Espíritu Santo es parte vital de la relación conjunta entre el Padre y el Hijo, en favor de los creyentes. El texto bíblico, dice: «Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron á hablar en otras lenguas, como el Espíritu les daba que hablasen.» -Hechos 2:4. — El tema de la intercesión es pedir en beneficio de otros. En éste caso, quien mejor puede pedir por el creyente al Hijo de Dios en el cielo, es el Espíritu divino. Si el creyente es un vaso dispuesto á la oración; entonces, el Espíritu vendrá en su ayuda, para ejecutar la parte más difícil que él desconoce. La influencia del Espíritu dentro de cada creyente, es la fuerza superior que le impulsa en la oración de intercesión.

La intercesión de los demás creyentes que son fuertes en la oración persistente, es también una función de apoyo entre todos los miembros del Cuerpo de Cristo . El trabajo de unos es la ayuda para el trabajo de otros. La función del cuerpo humano ayuda á entender como funcionan los miembros del Cuerpo de Cristo. Jesús, también dijo: «Velad y orad, para que no entréis en tentación: el espíritu á la verdad está presto, mas la carne enferma.» -Mateo 26:41 y Marcos 14:38. — Es necesario que el Espíritu Santo esté en constante conexión con el espíritu humano, ó viceversa. La oración de intercesión; no solo es bueno para la ocupación de la vida personal, sino también ayuda á las necesidades de otros.

Jesús insistió en la parte que le corresponde al quehacer del creyente en la oración. Jesús, dijo: «Hasta ahora nada habéis pedido en mi nombre: pedid, y recibiréis, para que vuestro gozo sea cumplido.» -Juan 16:24. — Jesús enseñó que no hay límites en las peticiones en oración. Aunque los discípulos vieron hechos increíbles de Jesús entre las multitudes, Él abrió la oportunidad de «pedir» todavía más en oración. Es decir, que el código secreto en la oración, está en Jesús como el mediador oficial del Padre. Es muy claro que Jesús quiere ser el abogado ante Dios, para las peticiones de los creyentes en oración. Parte de una petición contestada; es la satisfacción mutua del que pide, y del que intercede.

El apóstol Pablo, también dice: «Gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración;…» -Romanos 12:12. — Si juntos pueden gozarse en el Señor y sufrir diversas pruebas por la fe; juntos también pueden ayudarse mutuamente en oración, y tenderse la mano unos y otros en las necesidades temporales que se cruzan. La oración é intercesión mediadora de los creyentes, es una cadena fuerte en las cortes celestiales delante de Dios. La intercesión entre unos y otros ayuda al sostenimiento espiritual. El Señor puede calmar las tempestades; pero, Él también puede guardar á los que las atraviesan. No obstante, la intercesión en oración también ayudará en las necesidades de los demás.

*Los versos bíblicos corresponden á la versión Reina Valera.

Si desea compartir y copiar todo ó una parte de estos escritos, por favor de crédito al autor de ellos con el nombre: http://www.ovidiobarrios.org

Publicado por ovidiobarrios

Me considero dichoso de tener una familia integrada, principios cristianos; y sobre todo, de tener mis metas y mis sueños enfocados en lo que creo. Esta vida es para aprender a vivirla con entusiasmo y energía. Sobre todo, considerando a aquel que nos sostiene con aliento de vida desde que nacemos, hasta que demos el último suspiro. Dios es el creador de todo. Es el autor de la vida y de todas las cosas que nuestros ojos pueden ver. Dios no es la naturaleza. Dios es el creador de la naturaleza. El es invisible, sabio, omnipotente y misericordioso. Su gracia se muestra en el amor por medio de Jesucristo, el Señor. Su vida entregada en la cruz, es la muestra mas grande de amor para toda la humanidad. Sencillamente, "el don inefable de Dios."

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: