LA TECNOLOGÍA Y LA DEVOCION

2015/01/img_0882.pngEstamos ocupados la mayor parte del tiempo. Si tenemos un espacio de tiempo vacío, es fácil llenarlo con una o cualquier actividad de inmediato alcance. Hay cosas que roban tiempo, propósito y beneficio. Como un ejemplo: El tiempo que podría ser utilizado en una cosa más beneficiosa, se ocupa en entretenimiento cibernético; tales como los juegos, las redes sociales, la navegación en el internet, los videos, el diseño fotográfico, etc.

Existen lo que se llaman aplicaciones (Apps en inglés), y con ellos se obtiene en un click, el acceso a todas esas incursiones del mundo cibernético social. Todo está tan avanzado tecnológicamente, y por eso se puede alcanzar comunicación con quien sea y cuando se quiera. Cualquiera se puede conectar por medio de las aplicaciones de internet con textos, voz directa o mensajes grabados, conversaciones cara a cara, radio, televisión, música en general, etc.

Esta clase de experiencia para muchos en estos tiempos modernos de tecnología, los lleva a poseer las herramientas con las cuales tienen muchas veces el fácil acceso a ese mundo de fantasía. A través de esa tecnología del internet, se han filtrado las lluvias comerciales que han inundando las redes sociales. Hoy quiero usar esos ejemplos tecnológicos para referirme a las conexiones espirituales que nada tienen que ver con la ciencia de este mundo.

En primer lugar, nada tecnológico suplantará jamás lo que ya es normal y natural en el proceso de la comunión con Dios. No hay ninguna aplicación virtual que suplante lo que sólo es necesario hacerlo con el corazón. Se puede tener acceso a las Biblias virtuales, oyéndolas dramatizadas, leyéndolas interlineadas en varios idiomas a la vez; nada de eso es condenable. Sin embargo, la necesidad que produce el hambre por el alimento espiritual, solo lo puede buscar el corazón y no un icono gráfico virtual.

Hago referencia a las aplicaciones virtuales de forma alegórica, porque sirven para conectarse al mundo interactivo virtual. Tratándose de las necesidades del alma, nada tiene que ver la tecnología y los avances científicos de lo virtual en los medios sociales. La búsqueda espiritual seguirá siendo uno de los principios del Reino de Dios. Lo espiritual de Dios se busca de corazón por medio de la oración, la lectura y la atención auditiva de la palabra de Dios. El corazón necesita la humildad, la santidad, la devoción espiritual, la fraternidad para el servicio, la enseñanza magisterial de los ministerios, la alabanza personal, y la sana y buena costumbre de congregarse.

Conéctate socialmente, conéctate a la tecnología, todo eso no es malo si lo usas sabiamente equilibrado. Pero sobre todo, conéctate con Dios de alma y corazón. No te dejes llevar por las cosas que te distraen del propósito por el cual Dios dejó las verdades de las Escrituras. Se balanceado en el ejercicio de la buena educación y de las relaciones a las cuales hoy tienes acceso en el mundo en que vivimos actualmente. Además, equilíbrate en sacar el tiempo debido y necesario, para conectarte con Dios en su mundo espiritual de gloria.

No dejes que lo nuevo en la tecnología te controle. Al contrario, controla con lo viejo (pero no obsoleto) de la Biblia, tu tiempo, tus costumbres, tu devoción, tu comunicación, y tu conexión espiritual con Dios. Usa los medios correctos y de fácil acceso hacia Dios, y no los cambies por los medios incorrectos de acceso rápido y fácil a la frialdad e indiferencia espiritual.

Las aplicaciones de Dios son gratuitas, y se descargan directamente al corazón por medio del Espíritu Santo. Todas las aplicaciones de Dios son ilimitadas y están cargadas de la energía positiva de su poder. Las aplicaciones de Dios requieren de un click del espíritu humano con el Espíritu Santo, en una conexión duradera, pacífica, saludable, y beneficiosa para el alma.

Conéctate, pero conéctate con Dios, sin necesidad de la tecnología. 

Lea mi tema: ENREDO MEDIÁTICO 

Ovidio Barrios

Publicado por ovidiobarrios

Me considero dichoso de tener una familia integrada, principios cristianos; y sobre todo, de tener mis metas y mis sueños enfocados en lo que creo. Esta vida es para aprender a vivirla con entusiasmo y energía. Sobre todo, considerando a aquel que nos sostiene con aliento de vida desde que nacemos, hasta que demos el último suspiro. Dios es el creador de todo. Es el autor de la vida y de todas las cosas que nuestros ojos pueden ver. Dios no es la naturaleza. Dios es el creador de la naturaleza. El es invisible, sabio, omnipotente y misericordioso. Su gracia se muestra en el amor por medio de Jesucristo, el Señor. Su vida entregada en la cruz, es la muestra mas grande de amor para toda la humanidad. Sencillamente, "el don inefable de Dios."

2 comentarios sobre “LA TECNOLOGÍA Y LA DEVOCION

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: