CARACTERISTICAS ECUMÉNICAS Y LA BIBLIA (1ra. Parte)

  
USTED COMENZARÁ A LEER Y SE DARÁ CUENTA QUE LA BIBLIA TIENE LA RAZÓN, Y COMO DESCUBRE LO INCORRECTO DE LAS ACCIONES HUMANAS. ¡Prepárese para decirle… «NO a las mezclas». 

Por tanto, de la manera que habéis recibido al Señor Jesucristo, andad en él; arraigados y sobreedificados en él, y confirmados en la fe, así como habéis sido enseñados, abundando en acciones de gracia. Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo.” —Colosenses 2:6-8. 

El ecumenismo, es una tendencia muy polémica dentro del cristianismo, ya que tiene el enfoque principal de unidad en las iglesias de diversas líneas doctrinales. El ecumenismo, se denomina como un acercamiento de fraternidad entre unas y otras sectas de la cristiandad. Algunos proponen trabajar en proyectos con fines parecidos de unidad, para promover dicho movimiento. Si las iglesias tienen como meta la unidad estructural entre sus denominaciones “cristianas” con similares objetivos, también estarán alzando la bandera del ecumenismo. 

Los siguientes puntos, son bíblicos, y tienen como fin identificar algunos rasgos que son peligrosos para no caer en las mezclas del ecumenismo. 

1- HIPOCRESIA 

Porque cuando Pedro vino a Antioquía, le resistí cara a cara, porque era de condenar. Pues antes que viniesen algunos de parte de Jacobo, comía con los gentiles; pero después que vinieron, se retraía y se apartaba, porque tenía miedo de los de la circuncisión. Y en su simulación participaban también los otros judíos, de tal manera que aun Bernabé fue también arrastrado por la hipocresía de ellos.” —Gálatas 2:11-13. 

Es difícil identificar un movimiento ecuménico, porque se asemeja mucho a las asociaciones fundamentalistas. Cuando están con conservadores, se identifican con ellos y parecen muy fundamentalistas; y hacen lo mismo cuando están con liberales y ecuménicos declarados. Las personas con tendencias ecuménicas tienen influencia de simulación e hipocresía. Por tal razón, el Apóstol Pablo corrigió la actitud de Pedro, con las siguientes palabras: 

Como vi que no andaban derechamente conforme a la verdad del Evangelio, dije a Pedro delante de todos: Si tú, siendo judío, vives como gentil y no como judío, ¿por qué constriñes a los gentiles a judaizar?” -Gálatas 2:14. 

2- TOLERANCIA EMOCIONAL SIN FUNDAMENTO BÍBLICO 

En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios, cuando amamos a Dios y guardamos sus mandamientos. Pues este es el amor de Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos.” —1 Juan 5:2-3. 

Algunos que son proclives al ecumenismo evangélico, presentan señales que los declaran como tolerantes, emotivos y llenos de amor. Muchos ecuménicos son pacificadores, cuyo pensamiento es: “El amor es primero”. Es un error usar como base el compañerismo y la confraternidad, y dejar fuera el fundamento bíblico. Un ecuménico puede considerar que “el amor” es superior a la sana doctrina. No es posible tener el amor verdadero si no se ama y se practica la sana doctrina. Sin apego a la vida de obediencia por los mandamientos de Jesús, no hay transparencia de vida y doctrina. 

Los principales grupos que promueven el concepto ecuménico, suelen venir del movimiento pentecostés y carismático, donde se incluyen algunos grupos interdenominacionales. Un grupo con inclinaciones ecuménicas, declara que la doctrina divide, pero que el servicio une. Hay quienes predican un evangelio social, mientras promueven las buenas obras para la salvación. Un argumento ecuménico y a la vez legalista, declara que el cristiano “tiene que tener buenas obras para entender la realidad de su salvación”. 

Asentar el cristianismo en las emociones es peligroso. Algunos con raíces ecuménicas “imitan” el levantamiento de las manos, el hablar y alabar a Dios en voz alta y con autoridad. Algunos enfatizan el emocionalismo en el llanto, en el grito y en las expresiones de alabanza. —No hay problema en eso, siempre y cuando sea genuino, y no lleve el propósito de excitar los ánimos o controlar las emociones. Si es una”imitación de la unción del Espíritu Santo”, no es genuino y debe ser rechazado. Llegar a enardecer las emociones del ser humano y pasar por alto el consejo de la Palabra de Dios, siempre estará fuera de lugar. La Palabra de Dios nos enseña que debemos escuchar y ser ordenados en madurez. 

Así que vosotros, oh amados, sabiéndolo de antemano, guardaos, no sea que arrastrados por el error de los inicuos, caigáis de vuestra firmeza. Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén.” —2 Pedro 3:18,19. 

Mirad por vosotros mismos, para que no perdáis el fruto de vuestro trabajo, sino que recibáis galardón completo. Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo. Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: ¡Bienvenido! Porque el que le dice: ¡Bienvenido! participa en sus malas obras.” —2 Juan. 8-11. 

3- LA RAZÓN CONTRA LA REVELACIÓN 

No os dejéis llevar de doctrinas diversas y extrañas; porque buena cosa es afirmar el corazón con la gracia, no con viandas, que nunca aprovecharon a los que se han ocupado de ellas.” —Hebreos 13:9. 

Una característica del movimiento ecuménico es la apelación a una mente abierta. Con frecuencia se pueden escuchar expresiones como éstas: «Es necesario volver a examinar, e investigar los fundamentos de la fe». Poner duda en la infalibilidad de la Escritura, y poner en tela de juicio su inspiración Divina, es un retroceso de la fe cristiana. Sustituir la revelación de Dios por la revelación humana, es minar el fundamento de la autoridad de la Biblia. Sin embargo, las doctrinas de las Escrituras respecto al Hijo de Dios, son asunto de fe por medio del Espíritu Santo. El conocimiento de la revelación divina, no es asunto de investigación por medio de la razón. 

Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas.” —Proverbios 3:5,6. 

Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre. Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño. Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas, para arrastrar tras sí a los discípulos. Por tanto, velad…” —Hechos 20:28-31. 

Pues no me envió Cristo a bautizar, sino a predicar el evangelio; no con sabiduría de palabras, para que no se haga vana la cruz de Cristo… Para que, como está escrito: El que se gloría, gloríese en el Señor.” —1 Corintios 1:17,31. 

Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad.” —2 Timoteo 2:15. 

Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.” —2 Timoteo 3:16,17. 

Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina.” —2 Timoteo 4:1, 2. 

Porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.” —2 Pedro 1:21. 

4- TERGIVERSAR LAS ESCRITURAS 

Por tanto, de la manera que habéis recibido al Señor Jesucristo, andad en él; arraigados y sobreedificados en él, y confirmados en la fe, así como habéis sido enseñados, abundando en acciones de gracia. Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo.” —Colosenses 2:6-8.

En el ecumenismo, hay muchos que tergiversan, tuercen y manipulan las Escrituras, a fin de acomodarlas a sus propios intereses. El fundamento de la Iglesia de Cristo, está en todas las Escrituras, cuya iluminación viene por el Espíritu de Dios quien la inspiró a nuestro favor. Hay en las iglesias aquellos que son dados a enfatizar los descubrimientos y las teorías científicas (incluyendo la teoría de la evolución), y lo ponen más alto que la revelación. Al menospreciar la revelación de la creación en Génesis y en otros libros de la Biblia, están negando a Dios en su soberanía. Si el hombre supiera más que su Creador, significaría que Dios no existe. 

En el principio creó Dios los cielos y la tierra.” —Génesis 1:1. 

Dice el necio en su corazón: No hay Dios.” —Salmo 53:1. 

Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.” —Juan 1:3. 

Porque lo insensato de Dios es más sabio que los hombres, y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres.” —1 Corintios 1:25. 

Ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén!” —Romanos 1:25. 

5- PENSAMIENTOS HUMANISTAS 

Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.” —Isaias 55:8,9. 

El hombre se salva por la gracia de Dios, y esa es la motivación más fuerte para obedecer sus mandamientos. Muchos se inclinan a la proclamación de la filosofía, la sicología, la siquiatría, la astrología y otras tendencias humanistas, más que al énfasis de la palabra de Dios. No hay nada mejor que sustentar la fe en la Palabra de Dios. Lo único verdadero en el hombre, es cuando tiene arrepentimiento y una fe genuina en el Señor Jesucristo. Depositar nuestra confianza en Jesús como el sustituto que recibió el castigo por los pecados, y entregarnos a él como nuestro único y suficiente Salvador; es la voluntad de Dios.  

Mas os ruego, hermanos, que os fijéis en los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido, y que os apartéis de ellos.” —Romanos 16:17. 

La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales.” —Colosenses 3:16. 

“…Siempre están aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad.” –2 Timoteo 3:7.

Amado, no imites lo malo, sino lo bueno. El que hace lo bueno es de Dios; pero el que hace lo malo, no ha visto a Dios.” –3 Juan 11. 

…Continuará. 

Publicado por ovidiobarrios

Me considero dichoso de tener una familia integrada, principios cristianos; y sobre todo, de tener mis metas y mis sueños enfocados en lo que creo. Esta vida es para aprender a vivirla con entusiasmo y energía. Sobre todo, considerando a aquel que nos sostiene con aliento de vida desde que nacemos, hasta que demos el último suspiro. Dios es el creador de todo. Es el autor de la vida y de todas las cosas que nuestros ojos pueden ver. Dios no es la naturaleza. Dios es el creador de la naturaleza. El es invisible, sabio, omnipotente y misericordioso. Su gracia se muestra en el amor por medio de Jesucristo, el Señor. Su vida entregada en la cruz, es la muestra mas grande de amor para toda la humanidad. Sencillamente, "el don inefable de Dios."

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: