AVENTURA DE FE 

Amanece como cualquier otro día común y corriente. Él sabe que le va bien en todo, que no le hace falta nada. Han pasado algunos años de matrimonio, está feliz y esperanzado de tener una familia numerosa junto a su esposa. Algunas cosas en la región donde vive, no están bien y él no está de acuerdo de cómo se manejan gubernamentalmente los asuntos concernientes a la sociedad donde se mueve. “La gente está cambiando para mal, ….pensaba; y ya no tienen temor del Creador“. Ha analizado muchos pormenores en la vida de sus conciudadanos, y llegó a la conclusión que las cosas seguirán difíciles y nadie las podría cambiar. A veces ha querido salir para cambiar de ambiente; pero, sencillamente, no ha sabido a dónde ir. Él sabe que su brújula a su destino final está en el que lo creó, y solo de Él vendrá y será su derrotero. 

Ese día siente como una corazonada, que algo nuevo le va a suceder. El ha estado sosteniendo por muchos años su creencia en un solo Dios. Su fe va contra la corriente, puesto que son muy escasos los que piensan como él en cuanto a la existencia de un solo Dios. ¿Cómo defender una fe monoteísta, ante una cultura ateísta o politeísta? —Ese ha sido un gran desafío desde que su corazón se inclinó hacia el Dios real que sabe tener misericordia. No ha sido fácil ir contra las corrientes convincentes a la mente humana; con una fe poco alentadora del corazón, y que no tiene argumentos validos ante una sociedad insensible y desinteresada. Se ha mantenido creyendo todos estos años que su Dios le guiará a tomar una decisión, para trazar el camino patriarcal a sus descendientes. Así ha estado hasta ese momento y nadie le hará cambiar de parecer. 

Ese día común, como otros; él cree que romperá el paradigma de otros llenos de rutina y monotonía. Antes de salir de la casa, siente en su corazón meditar a solas en el Dios en quien ha puesto toda su confianza. Después de un tiempo a solas en sus pensamientos, cree escuchar una voz interior que le habla. Es una sensación única y llena de convicción y emociones. Siempre ha tenido un tiempo espiritual satisfactorio; pero, esta vez es distinto. Siente que las fibras de su ser le llenan de energía, y llega hasta la experiencia de sentir calor en la epidermis. Tales emociones internas le indican una presencia única y especial del Ser Superior que anhela conocer. Aquel momento se convierte en una oportunidad exclusiva de oír interna y externamente una voz suave que comandaba su espíritu a dejar el lugar de sus padres, familiares y amigos, para emprender una aventura de fe. No hay un plan trazado, no hay mapas, ni tampoco itinerario; solamente la voz de salida, y él sabe que el resto vendrá después. 

Dios le habló, el único Dios de su fe le está guiando a una vida nueva: «Entonces Jehovah dijo a Abram: “Vete de tu tierra, de tu parentela y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. Yo haré de ti una gran nación. Te bendeciré y engrandeceré tu nombre, y serás bendición. Bendeciré a los que te bendigan, y a los que te maldigan maldeciré. Y en ti serán benditas todas las familias de la tierra.“» -Génesis 12:1-3. 

Este fue el inicio que marcó la historia de la humanidad. A Abraham se le conoce como el padre de la fe. Su descendencia quedó sellada con las características más detalladas desde entonces. Tanto así, que todas sus generaciones hasta el día de hoy, están siguiendo su ascendencia con orgullo y valor. Además, marcó una descendencia espiritual con las características de su fe. Su vida de ahí en adelante será sobrenatural, desde su llamamiento o vocación, hasta su muerte. Todas las promesas del Altísimo, incluyendo su pacto personal con Abraham, vienen a ser el tesoro espiritual de la fe legada a los descendientes de ese aventurero de la fe. Es grande la inspiración de la vida de Abraham, que ha sido el motivo de las revelaciones más grandes de la Biblia; tanto en el Antiguo, como en el Nuevo Testamento. Quieres saber más de la aventura de fe de Abraham, la Biblia te dará las pautas a seguir para imitarlo en su obediencia. 

Tú necesitas iniciar esa aventura de fe, a la manera de Abraham. No serías el primero, ni el último en ir contra la corriente. Esto te pondrá a prueba con los tuyos y con aquellos que te conocen. Si tú le crees a Dios el Altísimo, sabe de una vez por todas, que Él estará contigo donde quiera que vayas. Yo he echado a volar mis pensamientos e imaginación sobre la vida de Abraham, solo hasta el momento cuando Dios le habló; porque no se conoce muchos detalles de su historia. ¿Sabes porqué? …Porque es más interesante lo que te espera en una aventura de fe al lado de Dios, que lo que seguiría siendo tu vida en el diario vivir de los desaciertos y las frustraciones. 

Abraham le creyó a Dios. A pesar de que no habían modelos a seguir. La fe de Abraham fue la elección decisiva, antes que la fuerza humana de las corrientes sensoriales engañosas que le rodeaban. Hoy tenemos la fuente de luz y verdad en Jesucristo. Jesús fue descendiente de Abraham en la carne, y el hijo prometido a Abraham para que llegara a ser el padre de la fe. En la realidad espiritual, Abraham le creyó a Dios en esa promesa de descendencia exclusiva; con la cual, creyéndolo tu también, te harás participe de esta familia de la fe. 

Si desea copiar todo, o una parte de este escrito, por favor de los créditos a: http://www.ovidiobarrios.wordpress.com 

Publicado por ovidiobarrios

Me considero dichoso de tener una familia integrada, principios cristianos; y sobre todo, de tener mis metas y mis sueños enfocados en lo que creo. Esta vida es para aprender a vivirla con entusiasmo y energía. Sobre todo, considerando a aquel que nos sostiene con aliento de vida desde que nacemos, hasta que demos el último suspiro. Dios es el creador de todo. Es el autor de la vida y de todas las cosas que nuestros ojos pueden ver. Dios no es la naturaleza. Dios es el creador de la naturaleza. El es invisible, sabio, omnipotente y misericordioso. Su gracia se muestra en el amor por medio de Jesucristo, el Señor. Su vida entregada en la cruz, es la muestra mas grande de amor para toda la humanidad. Sencillamente, "el don inefable de Dios."

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: