EMBRIÓN Y VIDA 

Desde 1973 hasta el presente se han cometido más de 50 millones de abortos, solo en los Estados Unidos. En el 2008 se cometieron 1.2 millones de abortos (esa cifra anual se mantiene casi en la misma cantidad hasta el presente año 2016). Otra cifra dice que el 22% (más de la quinta parte) de todos los embarazos terminan en aborto. Además, casi el 33% de todas las mujeres al alcanzar los 45 años de edad, se ha hecho practicar un aborto. Las siguientes, son otras cifras aterradoras: 

1-El 18% de los abortos ocurre en adolescentes. 

2-El 50% de los abortos ocurre en mujeres entre 20 y 29 años de edad. 

3-El 30% de los abortos ocurre en mujeres de raza negra no hispanas. 

4-El 25% de los abortos ocurre en mujeres hispanas, siendo los hispanos sólo el 16% de la población. 

5-El 36% de los abortos ocurre en mujeres blancas no hispanas. 

¿Qué dice la Biblia en lo que respecta al aborto? — ¿Tiene una persona “derecho” a abortar? — ¿Qué pasa con los derechos de la criatura por nacer? — ¿Tendría la criatura por nacer algo que decir? — Para aquellos que apoyan el aborto, sean honestos con ustedes mismos al responder. — ¿Preferirías que tus padres te hubieran abortado? — ¿Preferirías no haber existido en lo absoluto? — ¿Preferirías que tú vida hubiera sido tomada en un aborto, sin que tuvieras ninguna opción por la vida? 

Cada persona, incluyendo a un niño por nacer, ha sido creado por designio de Dios (La Vida), con un plan y un propósito específico. Si Dios permite que una criatura sea concebida, entonces claramente tiene un plan para cada Ser inocente. La finalidad de un aborto es destruir y anular los planes que Dios tiene para un niño o niña por nacer. Abortar un niño o niña, es abortar el plan y el propósito de Dios designado para esa criatura desde que está dentro del vientre de su madre. Por eso dice la Escritura, lo que otros supieron y agradecieron antes que vinieran otras corrientes contrarias a la voluntad de Dios. 

Salmo 71:6 (RV1909) — “Por ti he sido sustentado desde el vientre, de las entrañas de mi madre tú fuiste el que me sacaste, de ti será siempre mi alabanza“. 

DIOS PLANIFICA LA VIDA: El término “niño” se menciona más de una veintena de veces en la Biblia, al referirse a una mujer embarazada y con una criatura en su vientre. La Biblia no menciona la palabra “feto” en toda su extensión, tampoco la palabra de Dios se refiere a un niño por nacer como un ser inhumano hasta que éste nazca. Claro está, que hay definiciones de diccionarios y de estudios científicos respecto a un óvulo fecundado y en desarrollo. La definición de un embrión en un vientre materno, no depende de la voluntad humana, por mucho que signifiquen sus investigaciones. Se cree que una mujer preñada tiene un “embrión” antes de que cumpla los tres meses; después, le han hecho llamar “feto”, a la criatura que ya tiene características humanas bien formadas. La Biblia lo dice con seguridad, desde hace siglos, de esta manera: 

Jeremías 1:4-5 (RV1909) — “Fue pues palabra de Jehová á mí, diciendo: Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que salieses de la matriz te santifiqué, te dí por profeta á las gentes.” 

DIOS DESIGNA LA VIDA: Solamente en la Biblia se ve revelado el designio de vida hecho por Dios, respecto a una criatura desde el momento de su gestación. Esto significa, que ante los ojos de Dios, un embrión es ya una persona desde el vientre, y no un simple “feto” como algunos lo hacen saber. En última instancia, el aborto es un acto y un plan que proviene maléficamente del diablo, porque Satanás trata de matar, robar y destruir todo lo que es creación de Dios (Juan 10:10). Un aborto es un atentado a la voluntad de Dios, sobre lo que Él designó para la persona que viene en formación dentro del vientre. Dios no hace distinción para describir a un niño por nacer, como si fuera un Ser innecesario (feto). Un embrión es vida humana, en cualquier etapa de su formación mientras esté en el vientre de la madre. 

Salmo 139:16 (RV1909) — “Mi embrión vieron tus ojos, y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas, sin faltar una de ellas.” 

DIOS PROTEGE LA VIDA: Dios está pendiente de cada Ser en sus tres funciones, espíritu, alma y cuerpo. Es decir, que todo ser humano nacido sobre la tierra, tiene definida la vida, a través de los cuidados establecidos para su desarrollo. El aborto implica un alto al desarrollo natural de la vida, y el derramamiento de sangre inocente. Un niño por nacer, aún no ha cometido ningún delito o pecado, para que sea enjuiciado con un aborto . Un niño que no ha nacido y está dentro de un vientre, es inocente; por lo tanto, también tiene derecho a la “vida”. El compromiso de Dios está firme en cuidar, proteger y encausar cada embrión en pleno desarrollo de vida. No interrumpas el plan de Dios metiendo las manos y tus ideas, para cortar una vida. 

Proverbios 16:17 (RV1909) — “El camino de los rectos es apartarse del mal: su alma guarda el que guarda su camino.” 

DIOS VALORIZA LA VIDA: ¿Porqué la gente pone mucho valor sobre derechos de la vida animal en cualquiera de sus géneros? ¿Acaso el valor de un niño por nacer, no tiene el mismo o algún valor? — Cuando Dios hizo al hombre, en el huerto del Edén, lo hizo un Ser humano a su imagen. Incluso, Dios sopló aliento de vida sobre la creación en el Edén al principio. Esa es la razón por la que Dios le pone un gran valor a la vida humana, porque Él creó la raza humana según su disposición (Génesis 1:26-28). El aborto promueve el mensaje equivocado a la vida. En el aborto se declara que la vida humana no es valiosa. Todo ser humano que viene a nacer, trae un testimonio fehaciente por las oportunidades que Dios brinda desde la gestación, el desarrollo de vida materno, y el nacimiento; como milagros producidos por la misma naturaleza humana. 

Juan 1:9 (RV1909) — “(Jesús) …era la luz verdadera, que alumbra á todo hombre que viene á este mundo.” 

JESÚS EVIDENCIA LA VIDA: ¿Qué hubiera pasado si Jesús no nace? — Según los todos los acontecimientos alrededor de Maria, ella estaba con un embarazo no deseado, y estaba siendo considerada infiel a un compromiso matrimonial. Las decisiones de un aborto, hubiera sido la alternativa definitiva, si Maria como Madre de Jesús hubiera sido juzgada en nuestros días. La palabra de Dios utiliza los términos “niño”, “hijo”, “hija”, “recién nacido”, “con el niño”; cuando hace referencia a los niños por nacer. Estos términos son por lo tanto, una fuerte evidencia que la vida humana existe antes del nacimiento. Jesús fue una evidencia de vida determinada por Dios, para traer la esperanza definitiva a la raza caída de Adán. 

Isaías 9:6 (RV1909) — “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado; y el principado sobre su hombro: y llamaráse su nombre Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz.” 

CONCLUSIONES: El aborto es un acto de asesinato (aunque suene fuerte, y no se considere así en éstos días), porque un aborto es la destrucción de la vida humana. El aborto es malo a la vista de Dios y Él no lo autoriza bajo ninguna circunstancia. El aborto es el derramamiento de sangre inocente. A pesar de las fallas y los pecados humanos, hay buenas noticias por medio del Evangelio de Jesucristo. Si alguien ha abortado a un bebé, Dios ofrece el perdón a través de la sangre de Jesucristo; si confiesas tus pecados. No importa que tan grande sea tu pecado, Jesús murió para que tu pudieras vivir y ser perdonado, y recibir la salvación para la vida eterna. 

Toma tiempo y reflexiona, Dios quiere darte vida y no quiere abortarte de sus planes y propósitos eternos. 

1 Juan 1:9 (RV1909) — “Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para que nos perdone nuestros pecados, y nos limpie de toda maldad.” 

Lea un artículo de vida similar a éste: LA VIDA VENCE A LA MUERTE 

Si desea copiar todo, o una parte de este escrito, por favor de los créditos a: http://www.ovidiobarrios.wordpress.com 

Publicado por ovidiobarrios

Me considero dichoso de tener una familia integrada, principios cristianos; y sobre todo, de tener mis metas y mis sueños enfocados en lo que creo. Esta vida es para aprender a vivirla con entusiasmo y energía. Sobre todo, considerando a aquel que nos sostiene con aliento de vida desde que nacemos, hasta que demos el último suspiro. Dios es el creador de todo. Es el autor de la vida y de todas las cosas que nuestros ojos pueden ver. Dios no es la naturaleza. Dios es el creador de la naturaleza. El es invisible, sabio, omnipotente y misericordioso. Su gracia se muestra en el amor por medio de Jesucristo, el Señor. Su vida entregada en la cruz, es la muestra mas grande de amor para toda la humanidad. Sencillamente, "el don inefable de Dios."

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: