LAS PIEDRAS (Primera Parte) 

Dios siempre se ha valido de materiales naturales para dar lecciones espirituales. Las piedras son elementos minerales de la misma la tierra, con la cual se han formado las rocas. El tema de las piedras en la Biblia es muy amplio; sobre todo, en los contextos de aplicación espiritual. La parte que voy a compartir es de textos que refieren piedras literales; pero, abordan la parte espiritual en un contexto aplicable a actividades de los seres humanos. Si las piedras están en la Biblia; es porque su enseñanza viene de Dios, y las lecciones que dan a la vida humana son incomparables. Soy un poco alérgico a las interpretaciones místicas; pero si éstas, se amparan bíblicamente, soy un apasionado creyente de sus aplicaciones. A veces son cosas simples que pasamos por alto en una lectura; sin embargo, la Biblia tiene sus misterios escondidos. Solo aquel que quiere alimentase de Dios, tendrá iluminación en las cosas simples que esconden la grandeza de Dios. 

Voy a compartir escuetamente las primeras 4 aplicaciones de las piedras que la Biblia menciona. ¡Aclaro! – No son solamente 12 clase de aplicaciones las que hay en toda la Biblia respecto a las piedras; pero éstas, son las más sobresalientes en temas que habrás oído y oirás de algunos predicadores. Aunque creo, que a partir de este tema, algunos podrán poner más atención a escudriñar y compartir mensajes como éste, para enriquecer también sus púlpitos. 

1- PIEDRAS DE LEYES DIVINAS 

Entonces Jehová dijo á Moisés: Sube á mí al monte, y espera allá, y te daré tablas de piedra, y la ley, y mandamientos que he escrito para enseñarlos.” -Éxodo 24:12.* 

Casi todo comienza aquí, de donde quiero partir con las enseñanzas que se transmiten en la Biblia respecto a las piedras. Las primeras leyes y mandamientos vinieron directamente de Dios a través de rústicas tablas de piedra. Moisés recibió esas tablas: “Y dió á Moisés, como acabó de hablar con él en el monte de Sinaí, dos tablas del testimonio, tablas de piedra escritas con el dedo de Dios.” -Éxodo 31:18 (Lea: Deuteronomio 9:9-10). — Aparte de las tablas de piedra, y después de haber erigido el tabernáculo, Dios seguía hablando con Moisés. El pueblo vio cosas increíbles que respaldaban el testimonio divino a través de Moisés, y por medio de él Dios les hablaba. “Y hablaba Jehová á Moisés cara á cara, como habla cualquiera á su compañero…” -Éxodo 33:11. — Sin embargo, Dios volvió a escribir en otras tablas, porque las primeras, Moisés las había quebrado: “Y Jehová dijo á Moisés: Alísate dos tablas de piedra como las primeras, y escribiré sobre esas tablas las palabras que estaban en las tablas primeras que quebraste.” -Éxodo 34:1. — Dios habló con Moisés por muchos años y le dio la capacidad; como a ningún otro, de una revelación del Genesis, las leyes del tabernáculo, y todos los mandamientos que Moisés escribió en sus 5 libros (Pentateuco). “Y Jehová dijo á Moisés: Escribe esto para memoria en un libro,…” -Éxodo 17:14. — Las leyes de Dios fueron un testimonio permanente para Israel por muchísimos años. Ignorar ú omitir las tablas de piedra, era rebelarse contra Dios. El Arca del Pacto mantenía en su interior ese testimonio y los que fueron testigos de ello, tenían que contárselos a sus hijos por generaciones. “En el arca ninguna cosa había más de las dos tablas de piedra que había allí puesto Moisés en Horeb, donde Jehová hizo la alianza con los hijos de Israel, cuando salieron de la tierra de Egipto.” -1 Reyes 8:9. — Esas piedras se perdieron junto con el arca, y pareciera que Dios deja de tener vigencia con sus mandamientos el día de hoy. ¡Pero eso no es así!. 

El apóstol Pablo se refiere a la leyes escritas en el corazón. Las leyes de Dios ya no son externas y a la vista de todos, sino internas y escritas en el corazón. Un profeta lo dijo (Jeremías 31:33), y Pablo lo aplica al Nuevo Pacto que incluye a los gentiles: “Siendo manifiesto que sois letra de Cristo administrada de nosotros, escrita no con tinta, mas con el Espíritu del Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en tablas de carne del corazón.” -2 Corintios 3:3. — No se trata de menoscabar el Antiguo Pacto de Dios con Israel, porque muchas promesas de Dios aún faltan por cumplirse. Las Escrituras del Espíritu son tan delicadas como las que escribió Dios en tablas de piedra. Lo escrito por el Espíritu son letras legibles en el corazón, y se disciernen con el corazón. No hagas de menos ninguna de las Escrituras, porque ellas fueron una orden de Dios, y todavía hay profecías que tienen que cumplirse. Lean: Josué 24:26; Isaías 8:1 y 30:8; Jeremías 36:2 y 36:28; Ezequiel 37:16; Habacuc 2:2 y Apocalipsis 1:11. Todos los que escribieron fueron inspirados por Dios. 

Lea también: LIBRO INCOMPARABLE 

2- PIEDRAS DE ADORACIÓN 

Y si me hicieres altar de piedras, no las labres de cantería; porque si alzares tu pico sobre él, tú lo profanarás.” -Éxodo 20:25. 

El tema de la adoración a Dios comenzó con la edificación de altares. Es decir, lo que Dios pidió para una muestra de dedicación, fueron altares hechos con piedra. Dios no esperaba algo exótico y fuera del alcance de todos como adoración, Él pidió piedras dedicadas y ordenadas para los sacrificios en su honor. “Y edificarás allí altar á Jehová tu Dios, altar de piedras: no alzarás sobre ellas hierro.” -Deuteronomio 27:5. — Edificar un altar significa un esfuerzo propio; pero, con las instrucciones de Dios. Lo más rústico y austero fue la primer demanda de Dios, para su adoración. Un ejemplo de estos altares rústicos continuó con otros líderes que movieron a Israel, aunque tuvieron un tabernáculo de adoración. “Entonces Josué edificó un altar á Jehová Dios de Israel en el monte de Ebal,…” -Josué 8:30. — Se entiende por los mandamientos de la ley de Moisés, que los sacerdotes quemarían sobre los altares de piedra, las carnes de los animales sacrificados, un fuego provocado para consumar el sacrificio. Dios, sobrenaturalmente, hizo descender fuego de arriba sobre algunos altares, demostrando su agrado y el respaldo a quienes creían en su poder. Este fue el caso de Elias, en una batalla para definir al pueblo que se había desviado a la idolatría. “Entonces cayó fuego de Jehová, el cual consumió el holocausto, y la leña, y las piedras, y el polvo, y aun lamió las aguas que estaban en la reguera.” -1 Reyes 18:38. — Lo que fue imposible é infructuoso para los hombres en un esfuerzo religioso, fue inmediato para Dios, y derrumbó las expectativas negativas por medio de un hombre de fe, como lo fue Elias. 

Claro que no vivimos esos tiempos, y para los gentiles no hay mandamientos de esa naturaleza. Lo que sigue vigente, es la sencillez y la disponibilidad que tenga un adorador para rendirle sacrificios de alabanza y adoración a Dios. Ni aún Jesús levantó un altar de piedra; sin embargo, la cruz donde lo levantaron a Él, es el altar donde sus carnes fueron expuestas al fuego consumidor del celo de Dios, y su sacrificio por el pecado fue aceptado por Dios. Lea también: Hebreos 13:10-16. 

3- PIEDRAS DE INTERCESIÓN 

Y tomarás dos piedras oniquinas, y grabarás en ellas los nombres de los hijos de Israel:…” -Éxodo 28:9. 

Ya establecido el tabernáculo, é instruido a todos los sacerdotes para sus oficios, Dios les da atuendos que embellecen su presentación ante Dios. A las dos piedras principales que adornaban el Efod se les llama: “El pectoral del juicio“. El pectoral estaba hecho con oro, azul, púrpura y carmesí, y estaba adherido al Efod, con cadenas de oro que la sostenían. La orden de Dios incluía las piedras preciosas en cuatro hileras. En el pectoral, esas cuatro hileras de tres piedras preciosas en cada hilera, tenían inscritos los nombres de cada una de las doce tribus de Israel. “Y lo llenarás de pedrería con cuatro órdenes de piedras: un orden de una piedra sárdica, un topacio, y un carbunclo; será el primer orden;…” -Éxodo 28:17. — Tres veces en este capítulo, es mencionado “El pectoral del juicio“; debido a que sujetaba el Urim y el Tumim, como elementos físicos que servían para discernir la voluntad de Dios. Los nombres: Urim y Tumim significan: “Luces y Perfecciones”. — No hay indicios detallados en la Biblia de como se usaban. Una de las mejores suposiciones, dice que eran un par de piedras, y cada piedra indicaba un “si” o un “no” de parte de Dios. El Sumo Sacerdote le podría hacer una pregunta a Dios; y luego, miraría en su pectoral por una respuesta positiva o negativa. Las piedras preciosas Dios las usaba como herramientas para discernir su voluntad. El Urim y el Tumim se describe en pocas ocasiones, por ejemplo: Números 27:21, 1 Samuel 28:6, Esdras 2:63, y Nehemías 7:65. El uso del Urim y el Tumin está implicado en los pasajes de Jueces 1:1; 20:18 y 23. 

Al usar el pectoral, el Sumo Sacerdote llevaba los nombres de los hijos de Israel sobre el corazón. El sacerdote del Nuevo Pacto, debe tener un corazón obediente para Dios; pero también un corazón en favor del pueblo, para llevar a sus semejantes durante su intercesión delante del Señor. No se puede omitir el hecho de que Dios mandó que las tribus tuvieran sus nombres inscritos en las piedras preciosas, porque son un pueblo precioso. El pueblo de Dios tiene un valor incalculable, y un sacerdote cristiano debe mostrar el ministerio de intercesión por el pueblo, delante de su presencia. 

4- PIEDRAS DE CONDENACIÓN 

Dirás asimismo á los hijos de Israel: Cualquier varón de los hijos de Israel, ó de los extranjeros que peregrinan en Israel, que diere de su simiente á Moloch, de seguro morirá: el pueblo de la tierra lo apedreará con piedras.” -Levítico 20:2 (Idolatría). 

Algunos piensan que la Biblia es obsoleta, y sus mandamientos una barbarie. Cuando se juzga una cultura, desde el punto de vista cultural ajeno, siempre habrán diferencias. Quiero que se tome en cuenta el celo de Dios, como la razón por la cual Él manda que se castigue y se condene. Las leyes que entregó Moisés a Israel fueron severas, y muestran la manera en que Dios quería la corrección a los que transgredían sus mandamientos. La aplicación de las leyes de Moisés fueron la manera en que Israel podría aprender a respetar y a venerar al único Dios que les fue presentado. Israel era el único pueblo que tenía creencias en un solo Dios, contrario al politeísmo de los demás pueblos. Dios quiso que Israel le conociera y se entregará a Él. Ellos no debían buscar a dioses que no lo eran, porque Dios se había mostrado a ellos en El Monte Santo. Por la ley se condenaban a morir a quienes traspasaban los requisitos de la obediencia á Dios: “Y el hombre ó la mujer en quienes hubiere espíritu phitónico ó de adivinación, han de ser muertos: los apedrearán con piedras; su sangre sobre ellos.” -Levítico 20:27 (Adivinación). — Al estar adorando efigies y consultando a los espíritus demoniacos, transgredían la fe en Dios. Si Dios no los corrige de manera dura, israel fácilmente se iba tras lo oculto y lo sensorial en las costumbres de otros pueblos. También las leyes que definían los castigos sobre las blasfemias eran drásticas. “Y habló Moisés á los hijos de Israel, y ellos sacaron al blasfemo fuera del real, y apedreáronlo con piedras. Y los hijos de Israel hicieron según que Jehová había mandado á Moisés.” -Levítico 24:23 (Blasfemia). — Dios no permite el menoscabo y la deshonra de aquellos que ya saben de Él, y lo saben honrar con su obediencia. Injuriar a Dios o sus cosas santas es penado y condenado a morir. Lea los siguientes textos y observe los detalles en cada pasaje. 

Entonces lo sacó la congregación fuera del campo, y apedreáronlo con piedras, y murió; como Jehová mandó á Moisés.” -Números 15:36 (Desobediencia de no guardar el Sábado). 

Entonces la sacarán á la puerta de la casa de su padre, y la apedrearán con piedras los hombres de su ciudad, y morirá; por cuanto hizo vileza en Israel fornicando en casa de su padre: así quitarás el mal de en medio de ti.” -Deuteronomio 22:21 (Fornicación). 

C o n t i n u a r á….. 

*Los versos bíblicos corresponden a la versión Reina Valera 1909. 

Si desea compartir y copiar todo ó una parte de estos escritos, por favor de crédito al autor de ellos con el nombre: http://www.ovidiobarrios.wordpress.com 

Publicado por ovidiobarrios

Me considero dichoso de tener una familia integrada, principios cristianos; y sobre todo, de tener mis metas y mis sueños enfocados en lo que creo. Esta vida es para aprender a vivirla con entusiasmo y energía. Sobre todo, considerando a aquel que nos sostiene con aliento de vida desde que nacemos, hasta que demos el último suspiro. Dios es el creador de todo. Es el autor de la vida y de todas las cosas que nuestros ojos pueden ver. Dios no es la naturaleza. Dios es el creador de la naturaleza. El es invisible, sabio, omnipotente y misericordioso. Su gracia se muestra en el amor por medio de Jesucristo, el Señor. Su vida entregada en la cruz, es la muestra mas grande de amor para toda la humanidad. Sencillamente, "el don inefable de Dios."

2 comentarios sobre “LAS PIEDRAS (Primera Parte) 

  1. La palabra de Dios es tan hermosa que nos indica Cómo formarlos en esta vida como caminar cada día más me siento bendecida porque un día conocí esta palabra hermosa que me ha dado vida comprensión amor Gracias Jesús por ese amor que tú me has dado y me sigues dando gracias por mi familia gracias bendecido día tras día cada vez que me y veo la luz del día Cristo me ama

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: