GUERRA SILENCIOSA

Lo impensable llegó, y aquello que nadie había imaginado en el tiempo, vino a coronarse como un drama récord en la historia de la humanidad en este siglo XXI. No fue anunciada una guerra, no hubo intervenciones militares, ni fueron oídas las bombas que destruyen edificios, carreteras y lugares estratégicos de los supuestos enemigos. No ha habido alza en el petróleo; al contrario, sus costos bajaron a precios récords hasta el momento. Los economistas no han pronosticado con exactitud el daño que podría venir a la banca mundial. Sin embargo, el sonido destructor de una guerra silenciosa ha tenido sus efectos fuertes; que desde donde inició, ha traído consecuencias negativas a todas las familias de la tierra. Los agentes de esta guerra silenciosa ha cruzado las fronteras de todos los países del mundo encubiertamente. Esta guerra silenciosa no ha necesitado de estrategias militares, ni de logísticas complicadas; solamente han ocupado el tiempo de los viajeros, y de los compromisos humanos para transportarse de un lugar a otro. La guerra sin cuartel ha llegado tan lejos, que penetró fronteras para sembrar el caos dentro de los mismos hogares tranquilos de todos los seres humanos.

No hay fotografías de los estragos en las víctimas que esta guerra silenciosa está causando. No han habido personas cercanas a los afectados por temor al contagio. El arma letal que presume esta guerra no hace daños inmediatos a los que llega a tocar. Las partículas microscópicas avanzan como los agentes secretos de una guerra que no pareciera tener fin. Se han prohibido los velorios y los entierros. Las familias están asustadas porque saben el peligro que todos sus seres queridos corren. Es una guerra silenciosa que trae pánico, temor y aislamiento. Los gobiernos han empezado a temblar y han puesto muros invisibles que nadie quiere intentar atravesar. Algunos no se han dado cuenta de la magnitud de esta guerra silenciosa, y se han quedado de brazos cruzados incrédulos de la mortandad que cada vez se acrecienta. Los que estaban más informados sobre las guerras, han tenido que reconocer que no estaban preparados para enfrentar estas batallas. Se está viendo la fragilidad humana, y se puede percibir el miedo en muchas personas, para no caer en los campos de batalla en esta guerra silenciosa.

Se ha hablado y se ha experimentado una gran cantidad de desastres naturales, han habido incendios, terremotos, maremotos, huracanes, tormentas; y el ser humano ha sabido enfrentarlos con valor. Se han oído rumores de guerra, y los gobiernos han intervenido mediando con protocolos politicos y militares, para contrarrestar las causas de los enfrentamientos. Las amenazas de guerra por intereses propios de los gobiernos más poderosos, han terminado como lo que son. Sin embargo, una guerra silenciosa, donde nadie sabe de donde vendrá el ataque destructor; se ve más lejos de parar. Los gobiernos se ven limitados y fallidos en sus intentos de lucha contra esta guerra. El agresor es invisible al ojo humano, es impredecible en su ataque, y trabaja silenciosamente en esta guerra contra todos. Se trata de un virus, como un agente del mal. No se trata de hablar de quien lo creó y con que fines se propagó a estadísticas inimaginables. De investigarlo se encargarán los gobiernos en su respectivo tiempo. Lo cierto es, que todos estamos ahora mismo padeciendo los efectos de esa guerra silenciosa en nuestra contra. Que Dios nos ayude a salir ilesos y ha mantener la vida que tenemos en humildad y paciencia, confiando que solo Él nos puede librar del mal.

DIOS ESTA EN CONTROL

En esta guerra silenciosa los que confían en Dios, saben contra que enemigo pelean. Es una batalla a muerte, sin trincheras, sin armas de fuego, sin sonidos de los aviones y de sus armas sofisticadas; pero, prevalece la fe, la confianza y la esperanza en Dios; que siempre defiende y peleará por aquellos que en Él creen. A pesar de ser una guerra, hay paz para los que se refugian en Dios. Aunque se hayan cambiado las rutinas de la vida, y se terminaron los paseos, las salidas a comer, las reuniones en la iglesia, las actividades entre los amigos; hay nuevas motivaciones, para reconocer que Dios está en control. La Biblia dice: “Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno; porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento.” -Salmo 23:4*. — Podrán quitarte las actividades cotidianas, encerrarte con tu familia, evitar las reuniones públicas; pero, no podrán quitarte la fe en Dios que hay en tu corazón. El apóstol Pablo, dice: “¿Pues qué diremos á esto? — Si Dios por nosotros, — ¿Quién contra nosotros?” -Romanos 8:31. — En esta guerra no importa que ese virus sea un enemigo poderoso, mas poderoso es el que está contigo. Dios está con nosotros, y no lo dudes, Dios está en control.

BREVE HISTORIA DEL CORONAVIRUS

La enfermedad propagada por el llamado Coronavirus, también se conoce como COVID-19. Esta enfermedad comenzó el 1 de Diciembre del ano 2019. Según dicen, fue en la ciudad de Wuhan, China Central, el lugar donde se reportó a un grupo de personas con una neumonía de causas desconocidas. La enfermedad consiste en una neumonía severa en las personas que la contrajeron. Tal propagación la vincularon con los trabajadores de un mercado de mariscos de ese lugar, y que vendían sus productos por mayoreo. Dichos productos, son varios tipos de animales exóticos vivos, y que la gente de esos lugares acostumbra a comer. Las autoridades chinas fueron las que primero aislaron poco a poco a las personas contagiadas; y después, ese patógeno causante del brote del virus llamado Coronavirus, se propagó de inmediato.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), declaró la propagación del coronavirus, el 30 de Enero del 2020. Se hizo viral el riesgo de la salud publica, y a un interés internacional nunca antes visto. Este tipo de virus fue bautizado SARS-CoV-2, y tiene una similitud genética de al menos un 70% con el SARS-CoV, que fue anteriormente otro tipo de coronavirus que causó una epidemia del síndrome respiratorio de los años 2002-2003. La epidemia de esos años, tenía una similitud genética del 89% con el Bat-CoV-ZC45, que también es un virus encontrado en los murciélagos. No está claro si el virus actual del Coronavirus había estado en circulación anteriormente, o si fue en Wuhan, China, donde se dio el origen de la enfermedad, o si solamente fue en ese lugar donde se identificó por primera vez.

La OMS declaró el 11 de marzo de 2020 que la enfermedad se consideraba ya una pandemia por la alta cantidad de personas infectadas a la fecha (118,000); ademas, de (4,291) muertes que había causado alrededor del mundo en 114 países. Desde esa fecha las cifras han seguido acrecentándose (más de 198,000 casos en 154 países y más de 7900 fallecimientos al 18 de marzo de 2020). El Centro para el Control y Prevención de enfermedades (CDC), de los Estados Unidos, recomienda tomar medicamentos contra la gripe para aliviar los síntomas, beber mucho líquido y descansar, sin exponerse al ambiente de los demás. Aún no se cuenta con un tratamiento médico efectivo contra el virus SARS-CoV-2 y los esfuerzos científicos en diversos países están trabajando para encontrar una vacuna.

La economía mundial se está viendo afectada por esta pandemia, ya varios países han aplicado medidas de prevención y restricción para evitar la propagación de la enfermedad. La cuarentena, es una medida total aplicada en muchos países de todo el mundo. La cancelación de vuelos internacionales, el cierre de los comercios, las iglesias, y la cancelación de eventos públicos y privados, ya están en marcha casi por todos los lugares. Tres países hasta el momento han declarado días de ayuno y oración a Dios, por los principios cristianos y religiosos de sus presidentes. Entre esos países que han declarado días nacionales de oración, están: Estados Unidos, El Salvador y Guatemala.

CONCLUSIONES

Se requiere que toda persona que presente síntomas similares a una gripe común, que avise de inmediato, o consulten a su médico; y especialmente, después de haber viajado a zonas con altos riesgos de infección viral.

*Los versos bíblicos corresponden a la versión Reina Valera Actualizada.

Si desea compartir y copiar todo ó una parte de estos escritos, por favor de crédito al autor de ellos con el nombre: http://www.ovidiobarrios.wordpress.com

Publicado por ovidiobarrios

Me considero dichoso de tener una familia integrada, principios cristianos; y sobre todo, de tener mis metas y mis sueños enfocados en lo que creo. Esta vida es para aprender a vivirla con entusiasmo y energía. Sobre todo, considerando a aquel que nos sostiene con aliento de vida desde que nacemos, hasta que demos el último suspiro. Dios es el creador de todo. Es el autor de la vida y de todas las cosas que nuestros ojos pueden ver. Dios no es la naturaleza. Dios es el creador de la naturaleza. El es invisible, sabio, omnipotente y misericordioso. Su gracia se muestra en el amor por medio de Jesucristo, el Señor. Su vida entregada en la cruz, es la muestra mas grande de amor para toda la humanidad. Sencillamente, "el don inefable de Dios."

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: