EL MUNDO ADÁMICO

Pero al principio de la creación, varón y hembra los hizo Dios.” -Marcos 10:6.

La Biblia es el único libro que refiere los misterios del mundo donde fue formada la primera criatura humana sobre la tierra. Hay dos referencias de la creación humana (Génesis 1:26 y 2:7-25). Hay quienes sostienen la creencia de que hubo una creación superior de Adanes (la primera mención), y que ellos existieron y se multiplicaron sobre la tierra. La segunda creencia afirma que la creación de Adán del segundo capítulo de Génesis, no es más que la explicación detallada de la primera mención de la creación de los seres humanos (varón y hembra), mencionado en el primer capítulo.

Es categórico que la Biblia hace pensar a los más sabios y entendidos respecto a los misterios que encierran las revelaciones de la creación humana sobre la Tierra. Ciertamente, las dos creencias son extraídas de la Biblia, y se sustentan con la misma revelación del Génesis. Sin embargo, la revelación de la creación de Adán y Eva se revela con mayor amplitud desde el capítulo dos. Génesis capítulo dos es el más mencionado en la Biblia, respecto a Adán y Eva (Génesis 2:24; 5:2; Eclesiastés 7:29; Cantares 8:5; Isaías 45:18; Mateo 19:5; Marcos 10:6-7; 2 Corintios 11:3 y Efesios 5:31).

LA TIERRA DESDE GÉNESIS HASTA APOCALIPSIS

Génesis 1:1, muestra que la prioridad de la creación de la tierra, estaba en el corazón de Dios. Dios hizo la Tierra sin maldición y su obra fue perfecta desde el principio. La Escritura dice: “Por la fe entendemos haber sido compuestos los siglos por la palabra de Dios, siendo hecho lo que se ve, de lo que no se veía.” -Hebreos 11:3. — La palabra “compuesto” se relaciona con otras palabras que algunas versiones utilizan; tales como: “Crear, ordenar, constituir, y organizar”. La palabra “crear” se usa siete veces en los primeros capítulos de Génesis. Actualmente se puede decir que no hay conflictos entre la ciencia y la Biblia; porque los verdaderos científicos le han dado a la tierra cientos de años entre Génesis 1:1 y Génesis 1:2.

La tierra tiene una existencia de muchísimos años. La primer creación fue angélica, sobre una tierra con un diseño distinto. La creación de Luzbel como un Querubín cubridor es la primera revelación que la Biblia da, respecto al mundo angélico. La tierra fue creada seca desde un principio (Génesis 1:1 y 10). El pecado de los ángeles y las creaciones pre-adámicas atrajeron el juicio divino con la inundación de aguas sobre ella, anegando a todos sus moradores, por causa del pecado de la rebelión (Salmo 104:5-9 y 2 Pedro 3:5-6). Por lo tanto, la tierra estaba: Desordenada, vacía, desértica, anegada, oscura, y en un abismo; a causa de la rebelión angélica (Jeremías 4:22-23; Isaías 14:12-14 y Ezequiel 28:11).

Lea el tema: LOS MUNDOS

LA TIERRA Y SUS MUNDOS

Mateo 13:35; 25:34; Lucas 11:50; Juan 17:24; Efesios 1:4; Hebreos 4:3; 9:26; 11:11; 1 Pedro 1:20; Apocalipsis 13:8 y 17:8; hablan de la “fundación del mundo”. En castellano la palabra “fundación” está relacionada al “mundo”; y ésta es una voz griega, llamada: “kosmos”, que traducido es un sistema de orden, ornamento, decoración, y arreglo; refiriéndose a la Tierra o al universo. La primera palabra referente a “fundación” en griego, es: “katabole”, y significa: “poner, inyectar, o depositar”. Tiene una referencia figurativa de la “concepción”, y relacionada a la semilla humana, animal, y vegetal. La segunda palabra para “fundación” es la que comúnmente se usa para la referencia a una estructura edificada materialmente. La voz griega para “fundación”, es llamada: “themelioo”; y quiere decir: “Estable, firme, y consolidado” (Lucas 6:48-49; 14:29; Hechos 16:26; Romanos 15:20; Efesios 2:20 y Hebreos 1:10).

El Nuevo Testamento habla claramente de la fundación de los mundos creados por Dios, y de la preservación de la Tierra hasta hoy. La tierra fue restaurada para la habitación del primer Adán (2 Pedro 3:7). La palabra castellana “siglo”; en cantidad, son cien años; pero, en la Biblia es: “Edad o periodo de tiempo”; dentro del contexto de los mundos o creaciones en la Tierra. El “Final del siglo”, se refiere al final de los tiempos o edades de los mundos (no de la Tierra). Por tal motivo se habla del juicio final de las naciones (Daniel 7:9 y Mateo 25:31-46). La palabra “siglos o mundos”; en griego es: “Ion”, que significa: Perpetuidad de tiempo, eternidad, por siempre, o una edad inconmovible. La palabra “perpetuidad”, también se refiere a la Tierra, así como a las constelaciones, las galaxias, y las Pléyades en los propósitos de divinos (Job 9:9; 38:31-33 y 37).

Existe la mención de la palabra “mundo”, con el nombre griego “Oikoumene”, que está relacionado con espacios o regiones inhabitadas en la Tierra, o como una referencia al globo terráqueo (Mateo 24:14; Lucas 2:1; 4:5; 21:26; Hechos 17:6, 31 y Apocalipsis 12:9). Por lo tanto, la restauración de la Tierra fue para establecer o fundar (concebir), cinco mundos de existencia: La esfera del mundo espiritual (Génesis 1:1). La esfera del mundo vegetal (Génesis 1:11-13). La esfera del mundo marino, anfibio, y de aves (Génesis 1:20-23). La esfera del mundo animal (Génesis 1:24-25). La esfera del mundo humano, representado en la creación de Adán y Eva (Génesis 1:27).

LA TIERRA RESTAURADA PARA ADÁN Y EVA

Cuando Génesis 1:2; habla de la Tierra, queda claro que había venido sobre ella un juicio divino. Restaurar la tierra que estaba bajo maldición es lo que Dios enseña desde el verso tres de Génesis en adelante. La faceta de la tierra envuelta en el caos; con la cual inicia la revelación de la Biblia, tuvo después un proceso de restauración, y el comienzo de una nueva era para otros seres creados que la habitaron. La Biblia declara que la raza humana inició con Adán y Eva: Primero, porque Adán fue formado por la mano de Dios. Segundo, porque Eva fue extraída de una de las costillas de Adán, para ser su ayuda idónea. Por tal motivo, la gente ha corrido el rumor que el hombre tiene una costilla menos que la mujer. La realidad es que no es cierto, tanto los hombres como las mujeres tienen 12 costillas a cada lado del tórax (siete esternales, tres asternales y dos flotantes); aunque se han dado casos de algunas personas que han nacido con una costilla extra, conocida como: “costilla cervical”; sin embargo, no es algo común en todos los casos.

PRIMER DÍA (TINIEBLAS)

Génesis dice: “Y dijo Dios: Sea la luz, y fué la luz.” -Génesis 1:3. — Dios quitó las tinieblas que opacaban la luz cósmica y la tierra se cubrió de luz (Génesis 1:4). El poder de la palabra de Dios fue creadora de la luz que disipa o hace desaparecer las tinieblas. Dios separó la luz, y la llamó día; y a la oscuridad la llamó noche (Génesis 1:5). Dios creó constelaciones (mundos), en el universo por el poder de su palabra que iluminan la Tierra con su resplandor.

APLICACIÓN: Dios tiene el poder de crear la luz en el corazón humano, para iluminar y revelar su condición. Hay una luz en el ser humano, y es el entendimiento natural, porque todo ser humano viene iluminado por Dios desde su nacimiento (Juan 1:9). El apóstol Pablo, dice: “En los cuales el dios de este siglo cegó los entendimientos de los incrédulos, para que no les resplandezca la lumbre del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios.” -2 Corintios 4:4. — A pesar de las tinieblas atraídas por la rebelión contra Dios en la humanidad, todavía existe en cada ser humano la conciencia de lo que es bueno y lo que es malo. Dios separó las tinieblas por la fuerza de la luz, porque Dios siempre ilumina sobre la oscuridad, para que el ser humano le busque (Isaías 9:2; Mateo 4:16 y Juan 3:19-21).

SEGUNDO DÍA (CAOS)

Dios hizo la separación de las aguas de las aguas. Entre las aguas del Mar sobre la tierra, y las aguas en la expansión que llamó cielos. Lo que está por encima de la tierra y que se le llama cielos, es lo que se conoce como: “Espacio Sideral o la capa de ozono”. La tierra tiene una protección que la cubre y la protege de los rayos ultravioletas del sol (Génesis 1:6-9).

APLICACIÓN: la identidad de la tierra fue única desde entonces, por la separación del caos en las aguas. La tierra sobre salió por encima de todas las estrellas del cosmos que Dios creó. Dios estaba restaurando la tierra a la perfección, para cuidarla y protegerla. La identidad del ser humano está entre la separación que hace Dios del caos, entre los abismos y el cielo (Salmos 71:20; 77:16; 107:26; Proverbios 3:20 y 8:24).

TERCER DÍA (ORDEN EN ESPECIES VEGETALES)

Dios separó las aguas debajo de la expansión de los cielos, las juntó y los llamó: Mares; y a la parte seca la llamó: Tierra (desierto). Dios también dio la orden a la tierra, para producir toda su flora y sus simientes en cada una de las plantas que produjera por si misma (Génesis 1:10-13).

APLICACIÓN: Dios puso orden en la tierra para que produjera vida. Lo que antes fue un desierto, comenzó a producir y a cambiar el ambiente árido y estéril en energía y vida. El profeta Jeremías tuvo una visión similar, y dijo: “Miré la tierra, y he aquí que estaba asolada y vacía; y a los cielos, y no había en ellos luz.” -Jeremías 4:23. — En vez de la palabra “asolada”, otras versiones dicen: Sin orden o sin forma. Cuando Dios no está restaurando se puede ver el desorden y la falta de vida y poder en las personas.

CUARTO DÍA (VACIÉS) ENERGÍA SOLAR

Algunos dicen, que las dos grandes lumbreras y las estrellas no fueron creadas, sino vueltas a dar la luz, porque fueron empañadas por el caos causado por la rebelión de Lucifer, hasta que el juicio de Dios se completara. Job habló del poder de Dios sobre las lumbreras, diciendo: “Que manda al sol, y no sale; y sella las estrellas,…” -Job 9:7. — Tan importante ha sido el sol, la luna, y las estrellas; que se mencionan muchas veces confirmando su creación divina (Job 3:9; 22:12, 25:5, 38:7; Salmos 8:3; 136:9; 147:4 y 148:3). Dios puso las lumbreras en la expansión, para separar el día y la noche. Las lumbreras iluminan sobre la tierra con propósitos de señalar las estaciones, los años, y los días. Aparte del sol y la luna, Dios creó también las estrellas (Génesis 1:14-19). La creación del sol dentro de una galaxia única favorece a la tierra, para que su calor alimente a todas las especies creadas. La energía solar da vida a la flora y consolida el Mar. La Luna estabiliza las mareas y afecta los fluidos de los cuerpos de todos los seres creados. Las estrellas ayudan con luz nocturna.

APLICACIÓN: La restauración de la tierra requería quitar el vacío, llenarla, y poblarla. Dios formó la vía láctea o la constelación de la fuerza centrífuga del sol donde todo gira alrededor de forma ordenada. La tierra quedó dentro de un conjunto en la órbita planetaria, girando alrededor del sol en sincronía con los demás planetas. Las funciones del sol fueron calculadas para alimentar la tierra con su energía en la distancia perfecta. El Sol es una estrella a una distancia de 150 millones de kilómetros de la Tierra. La radiación que emite tarda un poco más de 8.3 minutos para alcanzar al planeta Tierra, a razón de unos 300.000 kilómetros por segundo. Para medir la distancia de la mayoría de los cuerpos del espacio se usa la medida de los años luz. Un año luz es la distancia que la luz recorre en un año terrestre. Un año luz equivale aproximadamente a 9 billones de kilómetros (cerca de 6 billones de millas). ¡Es decir un 9 con 12 ceros a la derecha en kilómetros!

QUINTO DÍA (EL MAR Y LAS ESPECIES MARINAS)

Dios dio la orden que el mar produjera reptiles de ánima viviente, y las aves que volarían en los cielos abiertos de la expansión. Dios dio la orden de la reproducción propia del mundo acuático; según cada una de las especies de los peces, los reptiles, y las aves que viven del Mar (Génesis 1:20-23).

APLICACIÓN: La faceta de la acumulación del agua, llamada: Mar, fue contenida llenando los abismos de la tierra. El planeta tiene una disponibilidad de agua de 1,386 millones de kilómetros cúbicos, por lo cual se conoce como: “El planeta Azul”. El 97.5% es agua salada, es decir, solo 2.5% es agua dulce (35 millones de kilómetros cúbicos). La cantidad total de agua salada se distribuye entre los océanos, mientras que el restante de agua dulce se encuentra a nivel superficial en forma de ríos y arroyos, a nivel subterráneo en forma de acuíferos o conductos naturales, y el resto en forma de hielo en los polos y cimas de montañas.

Los fluidos líquidos en los cuerpos naturales, sirven para preservar la vida de las especies. El ser humano nace del agua que contiene el cuerpo de la mujer embarazada. — ¿Cuál es el porcentaje de agua en el cuerpo humano? — Según la edad y el sexo, el porcentaje de agua en el cuerpo humano puede variar. También es diferente dependiendo de cada etapa de la vida. Se estima que el 65% del peso corporal es agua. La variación oscila entre el 50% y el 70%, según cada etapa de la vida:

SEXTO DÍA (LA TIERRA, LAS ESPECIES ANIMALES Y ADÁN)

Dios da la orden que la tierra produjera la fauna; es decir, todo ser viviente según su género. Las bestias, las serpientes, y muchas especies de animales que se arrastran según su género, fueron creados por la orden de Dios sobre la tierra. Dios también se tomó el tiempo de formar al hombre y darle vida. La mujer salió del hombre según su imagen y semejanza, y les dio dominio y señorío sobre todo lo creado (Génesis 1:24-31 y 1 Corintios 11:9).

APLICACIÓN: La creación de las especies animales se originaron en la tierra. Todo ser viviente animal de las diversas especies empezaron a surgir. Ganado vacuno, ovejuno, canino, felino, etc. El ser humano es la única especie que Dios creó con inteligencia y voluntad propia (sin instintos o impulsos naturales). Dios le dio a la especie humana la autoridad y el dominio sobre toda lo creación. El hombre a vivido sobre la tierra desde que fue creado; sin que hubiera pasado por una evolución de la especie animal.

SEPTIMO DÍA (REPOSO)

Dios reposó de sus obras. Dios bendijo y dedicó el séptimo día para descansar de sus obras (Génesis 2:1-3). El séptimo día refleja la voluntad de Dios al finalizar la restauración de todas las cosas.

CONCLUSIÓN

Quiero que se de cuenta del orden de los días de la restauración de la Tierra, porque la palabra de “restauración” tiene un valor en contraste con la palabra de “juicio” que sumió el mundo de entonces en el caos. La intervención de Dios con los procesos de restauración sobre la Tierra, aplica los mismos procesos sobre la vida humana que habrá de salir del caos por el poder divino. La palabra de Dios es creativa de luz por medio de seres que la emiten. Jesucristo dijo: “Vosotros sois la luz del mundo,…” -Mateo 5:14. — En un mundo lleno de caos, tinieblas, y confusión; Dios está creando por medio de su palabra la luz en los corazones, y ellos hacen disipar las tinieblas de la Tierra.

La Biblia dice: “Y hablóles Jesús otra vez, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, mas tendrá la lumbre de la vida.” -Juan 8:12. — Jesús era un enviado de Dios con el poder de la luz eterna que había en su interior. La verdadera luz irradia sobre todo lo que le rodea, y hace huir la oscuridad. Dios mostró su poder, sabiduría, y voluntad soberana cuando disipó la oscuridad, reactivó el orden, produjo vida, y al creó con sus manos al ser humano como la única especie sobre toda la creación. Este proceso de restauración está activo por el poder de su palabra, para devolver el orden y la luz de vida en cada ser humano que le cree.

Jesús ha irradiado luz en el corazón de los que le creen, y eso hace la diferencia en este mundo de maldad.

*Los versos bíblicos corresponden á la versión Reina Valera.

Si desea compartir y copiar todo ó una parte de estos escritos, por favor de crédito al autor de ellos con el nombre: http://www.ovidiobarrios.wordpress.com

Publicado por ovidiobarrios

Me considero dichoso de tener una familia integrada, principios cristianos; y sobre todo, de tener mis metas y mis sueños enfocados en lo que creo. Esta vida es para aprender a vivirla con entusiasmo y energía. Sobre todo, considerando a aquel que nos sostiene con aliento de vida desde que nacemos, hasta que demos el último suspiro. Dios es el creador de todo. Es el autor de la vida y de todas las cosas que nuestros ojos pueden ver. Dios no es la naturaleza. Dios es el creador de la naturaleza. El es invisible, sabio, omnipotente y misericordioso. Su gracia se muestra en el amor por medio de Jesucristo, el Señor. Su vida entregada en la cruz, es la muestra mas grande de amor para toda la humanidad. Sencillamente, "el don inefable de Dios."

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: