IMAGEN Y LIDERAZGO

«No nos encomendamos pues otra vez á vosotros, sino os damos ocasión de gloriaros por nosotros, para que tengáis qué responder contra los que se glorían en las apariencias, y no en el corazón.» -2 Corintios 5:12.

Vivimos tiempos cuando la gente está viendo la imagen superficial de los hombres, como si lo más esencial fuera la apariencia y no la esencia. La presentación física, los talentos, la voz, los pensamientos, las ideas; y la imagen de un supuesto liderazgo que domina las masas, es lo que más atrae a la gente en la actualidad. Lo que más predomina en la selección popular; es una imagen común del liderazgo, con el control superficial en las apariencias. No hago referencia de una presentación física solamente, sino también a la influencia y a los modales. Ahora es el tiempo donde se tiene que saber identificar a los líderes, para no caer en el engaño de una falsa imagen. La imagen humana se vende por lo que produce y promueve.

Lo que está oculto debe ser manifestado ante los hombres; porque delante de Dios, cada persona es manifiesta «Phaneroo» (φανερόω). La verdadera esencia humana puede esconderse tras las apariencias. Sin embargo, la esencia puede sobresalir por palabras y hechos, como la influencia más fuerte que otras personas perciben y reciben. La promoción personal no es conveniente; pero, se puede dar la ventaja de la conciencia, a los demás. De tal manera, que se puede conocer y respaldar a alguien con orgullo y satisfacción; no por su apariencia, sino por su esencia. Las intenciones anidan en el corazón; las opciones en la cualidad de la conciencia, y las acciones en las actitudes visibles ante los demás. Dios juzga por los hechos, premiando por las buenas intenciones y castigando por las malas intenciones. Dios aplica su primer juicio por el Espíritu al corazón, un segundo juicio por la palabra al entendimiento, y un tercer juicio por el tribunal de Cristo a los hechos del cuerpo.

Hay que recordar el dicho que dice: «Las apariencias engañan». Hay muchos que quieren ser dirigidos por supuestos líderes, fundamentados en lo que aparentan. Para algunos, las cosas se definen por lo que pueden ver, y no por lo que no pueden ver. La mayoría que se deja llevar por las apariencias, sus sentidos físicos los dominan, y pierden la conciencia de la realidad. El quehacer público no siempre determina, el quehacer de la persona en secreto. Es tan importante lo que la persona hace en público, como lo que hace en secreto. Sin embargo, muchos líderes colapsan y se desenfrenan; porque les deslumbra la fama, las riquezas, y su propio egocentrismo desmedido. Muchos parecen encarnar al líder perfecto por fuera, con la imagen que todos desean imitar. Además, siempre hay quienes están dispuestos a pagar lo que fuere necesario, con tal de escuchar y recibir algo de lo que los líderes modernos les pueden impartir.

La imagen de los hombres en todos los tiempos estriba en aquello que los ojos ven, y que los oídos escuchan. La imagen de lo que se ve, parece ser considerado más aceptable que la esencia que no se ve. La imagen humana aceptable para muchos, viene a ser la representación exterior de un liderazgo. La imagen superficial atrae y hace fanáticos con facilidad. Los modelos humanos están en todas las categorías y gustos, por medio de la imagen y apariencia que promuevan. La vida cristiana es un asunto de opciones; pero, para eso hay que saber escoger, concientizados en la realidad y no en las apariencias. Jesús habló ante la gente de la imagen religiosa de los fariseos, y refirió lo que ellos ya sabían, porque los veían actuar a menudo. La manera en que los fariseos se presentaban, y como se habían dado a conocer por muchas generaciones; se le podría llamar, la encarnación de la hipocresía. Sin embargo, la imagen de Jesús, era vulnerable y exponía la verdad tal cual era, porque estaba a la vista de todos sus seguidores.

Jesús es la imagen encarnada de Dios, y un misterio sin precedentes jamas visto (Juan 7:46 y 9:32). La realidad de Jesús fue genuina, y se expuso a la gente sin tapujos (Hechos 10:38). Jesús es la encarnación divina, en la adopción o adaptación de un cuerpo humano físico. Jesús es parte de un Ser espiritual celestial, encarnado en un ser natural. Aunque el término «encarnación», generalmente se asocia con creencias místicas y ancestrales; sin embargo, es la misma revelación misteriosa que le da origen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo. Tratar de descifrar la encarnación de Dios en Jesús, es una misión imposible. Solamente por el toque sobrenatural del Espíritu, se puede alcanzar a tocar la sustancia de la divinidad en Jesús. De ahí la importancia de seguir su ejemplo de liderazgo, y la imitación de su carácter. Jesús es el modelo perfecto, y la imagen misma de la sustancia divina.

*Los versos bíblicos corresponden á la versión Reina Valera.

Si desea compartir y copiar todo ó una parte de estos escritos, por favor de crédito al autor de ellos con el nombre: http://www.ovidiobarrios.org

Publicado por ovidiobarrios

Me considero dichoso de tener una familia integrada, principios cristianos; y sobre todo, de tener mis metas y mis sueños enfocados en lo que creo. Esta vida es para aprender a vivirla con entusiasmo y energía. Sobre todo, considerando a aquel que nos sostiene con aliento de vida desde que nacemos, hasta que demos el último suspiro. Dios es el creador de todo. Es el autor de la vida y de todas las cosas que nuestros ojos pueden ver. Dios no es la naturaleza. Dios es el creador de la naturaleza. El es invisible, sabio, omnipotente y misericordioso. Su gracia se muestra en el amor por medio de Jesucristo, el Señor. Su vida entregada en la cruz, es la muestra mas grande de amor para toda la humanidad. Sencillamente, "el don inefable de Dios."

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: