El tiempo

20120912-205412.jpg

He dicho muchas veces que el tiempo corre muy rápido. Cuando vemos que los años pasan porque contamos las horas, los días, y los meses; entonces, se da uno cuenta que el tiempo vuela. En ocasiones, porque no queremos que se cumplan ciertas fechas del año, y es ahí cuando mas notorio se mide el avance del tiempo. Sin embargo, cuando queremos que una fecha se cumpla, sucede lo contrario. Lo cierto es que los días ansiados llegan, y aquellos no deseados se cumplen; sin que tu y yo podamos hacer algo al respecto.

La recomendación sabia de las Escrituras, nos dice: “aprovechemos cada momento oportuno.” eso significa que el tiempo está a nuestra disposición para que lo manejemos adecuadamente. Algo que he aprendido en tres cosas que nos responsabilizan todo el tiempo; y que además, no tienen retorno, son: Las palabras que salen de la boca, el tiempo, y las oportunidades. Las oportunidades se dan muchas veces en la vida; pero, al dejar pasar una de ellas, ésta no volverá a repetirse de igual manera.

Las oportunidades están ligadas al tiempo; y aunque no queramos, todos somos transeúntes del tiempo, aunque tengamos diferentes oportunidades. Saquemos el mejor beneficio del tiempo, aprovechando oportunamente cada ocasión en la vida para disfrutarlo y ser felices.

Valoriza tu vida en el tiempo, tómate las oportunidades que la vida te presente; sobre todo, administrando sabiamente tus días sobre la faz de la tierra. Eso sí, jamás olvides lo que la Biblia dice:

“Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos, y lleguen los años de los cuales digas: No tengo en ellos contentamiento; antes que se oscurezca el sol, y la luz, y la luna y las estrellas, y vuelvan las nubes tras la lluvia;…” Eclesiastés 12:1-2.

Liga el tiempo a las oportunidades, y las oportunidades a Dios. Entonces, encontrarás las razones para tu existencia. Pon a Dios en primer lugar todos los días de tu vida, y de eso jamás te arrepentirás.

Publicado por ovidiobarrios

Me considero dichoso de tener una familia integrada, principios cristianos; y sobre todo, de tener mis metas y mis sueños enfocados en lo que creo. Esta vida es para aprender a vivirla con entusiasmo y energía. Sobre todo, considerando a aquel que nos sostiene con aliento de vida desde que nacemos, hasta que demos el último suspiro. Dios es el creador de todo. Es el autor de la vida y de todas las cosas que nuestros ojos pueden ver. Dios no es la naturaleza. Dios es el creador de la naturaleza. El es invisible, sabio, omnipotente y misericordioso. Su gracia se muestra en el amor por medio de Jesucristo, el Señor. Su vida entregada en la cruz, es la muestra mas grande de amor para toda la humanidad. Sencillamente, "el don inefable de Dios."

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: