LOS PROBLEMAS Y DIOS

20121029-220759.jpgEncontrarnos en medio de problemas, enredos y dificultades es parte del desarrollo humano en la vida. Algunos problemas se superan con facilidad. Otras situaciones adversas por las que atravesamos requieren carácter, firmeza y decisión para pasarlos. Hay situaciones donde no sabemos que camino tomar; entonces, esperamos el consejo adecuado de alguien que nos pueda ayudar.

Una vida sin alguna dificultad o barrera por superar no existe. En la medida en que crecemos como seres humanos necesitamos los retos que nos presentan los problemas. En cualquier situación de problema al superarlo crecemos y nos hacemos fuertes. No es asunto de ahogarse en un problema, ni de esconder la cabeza como el avestruz; es asunto de encararlos y vencer los desafíos de la vida. Ignorar los problemas no es la mejor vía para superarlos. Los problemas existen y debemos afrontarlos para ver nuestras capacidades de valor y de acción positiva.

Lamentablemente no todos los problemas se superan, ni todos los que los tienen los encaran. Algunos han sucumbido con problemas que no enfrentaron. Otros permitieron que los efectos del problema les derrotara con el miedo y la angustia. Algunos ni siquiera han hecho intentos de someter los problemas bajo su mando y dominio. Todo tiene una solución, y aún lo que parece dificultoso puede superarse con esmero, determinación y ahínco.

Si alguno se encontrara en una situación conflictiva y no sabe que hacer, éste es mi consejo:

  1. No pongas el problema sobre ti, ponte tú sobre el problema.
  2. No te intimides ni te dejes dominar por las circunstancias.
  3. Aunque te veas limitado en tus fuerzas y recursos humanos, busca ayuda y consejo; y al final, tendrás una luz en el camino. Además, trata de no llevar la carga solo tú, busca a alguien que pueda ayudarte.
  4. Por último, considera que hay otros en circunstancias peores; y si ellos logran superar sus limitaciones, tú también puedes hacerlo.

El consejo más adecuado, y no por dejarlo de último sea el menos importante, es:

Busca la ayuda de Dios. Dios no está ajeno a tus problemas.

Dios está más interesado en resolver tus problemas que tú.

Dios quiere tu confianza y que reposes y confíes en él.

Dios quiere mostrarte cuán interesado está en la condición en que vives.

Dios quiere demostrarte su poder y capacidad de controlar los momentos más dificultosos de tu vida.

Un profeta escribió: “Clama a mí y te responderé, y te daré a conocer cosas grandes y ocultas que tú no sabes.” -Jeremías 33:3.

Un trovador bíblico también escribió: “A las montañas levanto mis ojos; ¿de dónde ha de venir mi ayuda? — Mi ayuda proviene del Señor, creador del cielo y de la tierra.” –Salmos 121:1-2.

¿Qué esperas? — Decide hoy poniendo tu fe y confianza en Dios y deja toda carga de problemas a sus pies.

Publicado por ovidiobarrios

Me considero dichoso de tener una familia integrada, principios cristianos; y sobre todo, de tener mis metas y mis sueños enfocados en lo que creo. Esta vida es para aprender a vivirla con entusiasmo y energía. Sobre todo, considerando a aquel que nos sostiene con aliento de vida desde que nacemos, hasta que demos el último suspiro. Dios es el creador de todo. Es el autor de la vida y de todas las cosas que nuestros ojos pueden ver. Dios no es la naturaleza. Dios es el creador de la naturaleza. El es invisible, sabio, omnipotente y misericordioso. Su gracia se muestra en el amor por medio de Jesucristo, el Señor. Su vida entregada en la cruz, es la muestra mas grande de amor para toda la humanidad. Sencillamente, "el don inefable de Dios."

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: